Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Cinco jóvenes identificados por romper la luna de un autobús y escupir y amenazar al conductor: "Venían fuera de sí"

Los hechos se produjeron la noche de este martes en un vehículo de la línea 24, a la altura del paseo de Echegaray y Caballero con la calle de Fray Luis Urbano, en Las Fuentes.

Una pasajera grabó los hechos ocurridos en el autobús de la línea 24.
Una pasajera grabó los hechos ocurridos en el autobús de la línea 24.
Twitter/@DStyleZgz

Cinco jóvenes, cuatro de ellos menores, fueron identificados la noche de este martes, 23 de febrero, tras insultar, amenazar y escupir al conductor de un autobús urbano de la línea 24 y romper una luna lateral del vehículo al arrojar una piedra. Los hechos se produjeron sobre las 21.00 a la altura del paseo de Echegaray y Caballero con la calle de Fray Luis Urbano, en el barrio zaragozano de Las Fuentes.

Según han confirmado este miércoles fuentes de la Policía Local y del Ayuntamiento de Zaragoza, la llamada se recibió en torno a las 21.00, alertando de que se estaba produciendo un incidente con unos pasajeros. Al parecer, los jóvenes trataban de acceder al autobús en la parada terminal de la línea 24 en Las Fuentes, con una actitud violenta y desafiante.

"Primero se acercó una chica a la puerta y se quedó parada, me dijo que esperara, pero yo le dije que me tenía que ir, que era mi hora de salida. A los pocos segundos vino otro chico con muy malas formas y una actitud violenta. Me dijo a voz en grito que esperara, pero yo tenía que cumplir mi horario y no podía estar allí parado. Además, miré por el retrovisor y no vi que viniera nadie", rememora Julio, el conductor del autobús.

El joven continuaba en actitud desafiante, gritando y golpeando el autobús. Al poco tiempo llegaron tres más y Julio decidió cerrar la puerta del autobús "por precaución", esperando a que el joven del interior se tranquilizara. Sin embargo, esto no ocurrió y cada vez se ponía más violento y los insultos y las amenazas iban en aumento. 

"Los de afuera empezaron a aporrear las puertas y a golpear el autobús, venían fuera de sí, uno de ellos me llegó a decir que venían de borrachera. Pero me quedé parado porque, si no veo el bus y alguno de ellos da una patada, pierde el equilibrio y se mete debajo... podía haber un atropello", añade el conductor de Avanza.

Ante el peligro de que se produjera algún incidente peor, Julio decidió abrir la puerta y fue entonces cuando los otros tres jóvenes subieron al vehículo. Dos de ellos no llevaban la mascarilla puesta y se negaron a a ponérsela pese a sus requerimientos: "A uno de ellos le repetí varias veces que se la pusiera, pero siguió a lo suyo, insultando, vociferando, golpeando... Finalmente, arranqué y me dijo que me iba a meter una hostia que me partía. Entonces, les dije que iba a llamar a la policía porque habían pasado varios límites que yo no iba a aguantar".

Cuando escucharon a Julio llamar a la central de Avanza para solicitar el apoyo de la policía, los jóvenes se pusieron nerviosos y trataron por todos los medios que abriera la puerta para poder escaparse. "Empezaron a intentar abrir las puertas, metieron la mano a través de la mampara para accionar los botones y lograron abrirla. Hubo unos que se bajaron, pero otro se quedó allí y la chica se echó a llorar para que bajara, pero este se envalentonó y no quiso", recuerda el conductor.

Fue entonces cuando los jóvenes escupieron a Julio, dejando restos de saliva en su mascarilla, ropa y la mampara del interior del vehículo. "Uno de ellos puso la pierna en la puerta y escupió en la mampara y me salpicó a mí. El otro, entre gritos, se quitó la mascarilla, esquivó la mampara y me escupió a bocajarro. Me dio en la cara", señala Julio.

Una vez fuera, uno de ellos recogió una piedra de la calle y la lanzó contra el cristal lateral del autobús, rompiéndolo. "El otro chico seguía en sus trece y me dijo que me iba a matar. Entonces, paré el autobús en la calzada para ver si las dos pasajeras que llevaba estaban bien, porque no sabía si les había dado la piedra o les habían caído los cristales. Vi que estaban bien y ellas también me preguntaron a mí, pero afortunadamente solo fue eso y el momento de tensión".

A los pocos minutos, llegaron los refuerzos y la rápida intervención de los agentes de la Policía Local del Sector Sur y de Motoristas permitió localizar a los jóvenes en las inmediaciones del paseo de Echegaray y Caballero y la calle de Fray Luis Urbano. Los agentes procedieron entonces a identificarlos y, tras comprobar que cuatro de ellos eran menores de edad, se iniciaron las acciones para localizar a sus padres, a los que fueron entregados minutos más tarde.

Los jóvenes no fueron detenidos, si bien su identificación quedó incorporada a las diligencias policiales para su tramitación judicial. Ahora, la Policía Nacional será la encargada de realizar las averiguaciones oportunas por daños materiales en el autobús, así como por las amenazas, insultos y por escupir al conductor.

Un repunte de actos vandálicos

Tras el desagradable suceso, Julio comunicó a la empresa que no podía continuar trabajando (todavía la quedaban unas dos horas y media) y pidió que mandaran otro conductor para continuar la ruta, y otro autobús, ya que este tenía una luna completamente destrozada.

Este miércoles, Julio reconocía que se encuentra bien, pero que se llevó un buen susto. En sus 15 años como conductor de autobús nunca había presenciado un hecho de tal calibre: "Personalmente, he notado un repunte de temas relacionados, no sé si como consecuencia de la prolongación del covid... parece que las cabezas se han estropeado y que hay más tensión en el ambiente. Ayer, el mismo día pero antes, también noté que me faltaba dinero cuando estaba en el terminal de Valdefierro. Y eso me consta que ya le ha pasado alguna otra vez a otros compañeros".

Ahora, Julio tendrá que hacerse las pruebas del coronavirus, ya que los jóvenes le escupieron en la cara y la ropa, y está decidido a denunciar los hechos en comisaría.

Grabación en directo

Una de las dos pasajeras que viajaban en ese momento en el vehículo vandalizado grabó unas imágenes con su teléfono móvil que, posteriormente, fueron compartidas en Twitter. En el vídeo, que ya se ha eliminado de las redes sociales, se puede escuchar cómo el conductor del autobús se comunica con la central de la empresa para informar de lo ocurrido, desde donde le comunican que detenga el vehículo para esperar a la llegada de la policía.

"Me acaban de partir una luna, me acaban de escupir, mandadme a la policía pero ya. Acaban de tirar una piedra y acaban de romper la luna... Tengo aquí a dos pasajeras y... en fin, han montado la de Dios", dice el conductor en la grabación.

En las imágenes también se puede escuchar el impacto de la piedra y cómo se rompe el cristal de la luna lateral. Asimismo, se oye a las pasajeras preguntar al conductor si se encuentra bien, ambas en evidente estado de shock tras presenciar los hechos.

Los hechos se produjeron la noche de este martes en un vehículo de la línea 24, a la altura del paseo de Echegaray y Caballero con la calle de Fray Luis Urbano, en Las Fuentes.

Avanza condena la agresión

Tras conocerse los hechos, la empresa que gestiona los autobuses urbanos de Zaragoza, Avanza, ha emitido un comunicado para condenar los hechos, los cuales califica de "lamentables e incívicos" y que denunciará ante las autoridades.

"Avanza Zaragoza condena la agresión sufrida anoche por uno de sus conductores, que fue increpado e insultado por un grupo de jóvenes que viajaban en el autobús que realizaba el trayecto de la línea 24, quienes posteriormente también lanzaron una piedra contra el vehículo, rompiendo una de sus lunas", señala el escrito de la compañía.

Avanza ha confirmado que el conductor "se encuentra bien" y que la empresa ha puesto a su disposición los "servicios de salud que pudiera necesitar".

La compañía también ha anunciado que, como en otras ocasiones que se han producido hechos similares, denunciará los hechos ante las autoridades para que se proceda a su investigación: "Se trata de actos lamentables e incívicos contra unos profesionales que realizan a diario un importante servicio público en la ciudad".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión