Despliega el menú
Zaragoza

Azcón dice que para cerrar el presupuesto de Zaragoza con Vox "todos se tendrán que mover" de su posición

Julio Calvo asume que el mayor escollo son las partidas de Cs, mientras que la formación naranja mantiene sus "líneas rojas" en la defensa de los fondos de Igualdad.

El alcalde Azcón, durante su visita a las viviendas tuteladas de Las Fuentes.
El alcalde Azcón, durante su visita a las viviendas tuteladas de Las Fuentes.
Miguel Gracia/Ayuntamiento de Zaragoza

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, asume que para que sea posible un acuerdo con Vox que permita aprobar los presupuestos "todos se tendrán que mover" de su posición. La invitación a ceder se produjo en un contexto de tensión entre su socio de gobierno, Cs, y la formación de extrema derecha, que quiere restar recursos de algunos de los proyectos y áreas esenciales para los naranjas. La negociación seguirá abierta al menos hasta el domingo, víspera de la comisión de Hacienda en la que se deben aprobar las cuentas.

Consciente de que la partida está en juego, el alcalde no quiso dar demasiadas pistas este martes durante la visita de obras a las 80 viviendas tuteladas de Las Fuentes. "Estoy convencido de que va a haber sentido común. Lo importante de verdad es que Zaragoza tenga un presupuesto aprobado", afirmó. Al mismo tiempo, no descartó un acuerdo amplio que incluyera a la izquierda, dado que "desde hace muchos años no se presentaba un presupuesto tan positivo".

Pero la confianza de Azcón no evitó las dificultades para que los partidos de la bancada de la derecha repitan acuerdo presupuestario. Las fundamentales son entre Cs y Vox. El portavoz de la segunda formación, Julio Calvo, mantuvo su confianza en que el gobierno ceda, pero admitió que la principal dificultad para el acuerdo está en Cs. Hoy habrá un nuevo encuentro entre el gobierno y Vox para limar asperezas.

"Donde va a haber fricciones es en las partidas de Cs", indicó Calvo. Los fondos para Igualdad pueden ser los más delicados, dado que por, motivos ideológicos, Cs no quiere ceder. Diversas fuentes apuntan que una partida de 100.000 euros para el plan de Igualdad que Vox quiere eliminar es uno de los principales escollos. La formación naranja dice que es una "línea roja" infranqueable.

"Algo tendrán que ceder"

Además, Cs considera que, de aceptarse, las enmiendas de Vox dejan sin recursos suficientes a la delegación de Juventud que ellos manejan o frustran en gran medida su proyecto estrella en torno a la figura de Francisco de Goya. Julio Calvo lo confirma: "Están encastillados. Si quieren mantener el gobierno, algo tendrán que ceder. Ocupan los puestos que ocupan por nuestros votos, tienen que ser conscientes de que gobiernan por nosotros", dijo.

El PP también tiene sus partidas sensibles, sobre todo convenios: la Federación Española de Municipios y la entidad equiparable en Aragón, el hermanamiento con León (un proyecto emblemático en la historia municipal) o con los agentes sociales. Menos problemas se ve con la partida para la cooperación, que Vox quiere eliminar. Fuentes de la negociación lo descartan y confían en que haya una reducción mínima para que el porcentaje del presupuesto que se destina a los países en desarrollo sea similar al de otras ciudades.

Etiquetas
    Comentarios