Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Las pruebas periciales del IMLA revelan que el 64% de los menas son mayores de edad

El organismo, que juega un papel crucial en materia judicial, afronta cada año 5.000 peticiones de tipo clínico-forense.

El director del IMLA, José Manuel Arredondo.
El director del IMLA, José Manuel Arredondo.
Cortes de Aragón

El 64% de los jóvenes extranjeros que llegan a Aragón bajo la etiqueta de menores no acompañados son, en realidad, mayores de edad. Así lo confirman las pruebas periciales practicadas por el Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA), que mediante un aparato ortopantomógrafo puede precisar la edad dental con escaso margen de fallo. El director del organismo, José Manuel Arredondo, que compareció ayer en la Comisión Institucional y de Desarrollo Estatutario de las Cortes de Aragón a petición de Ciudadanos, respondió a las preguntas sobre el trabajo y las necesidades del centro planteadas por los distintos grupos del arco parlamentario.

Entre otras cuestiones, explicó que el instituto completó el año pasado 324 periciales a particulares –como pruebas de paternidad–, así como los 450 informes redactados por la unidad forense de violencia de género con un equipo formado por dos expertos en la materia y una psicóloga. También destacó los 400 informes periciales elaborados hasta el momento para los afectados por el caso iDental por petición de la Audiencia Nacional y que son «de los mejores de toda España».

Entre las tareas relativas a la clínica forense, Arredondo citó las 5.000 peticiones que se atienden cada año sobre lesiones, incapacidades, internamientos, enfermedades mentales, agresiones sexuales y consumo de drogas y que sólo en 2020 realizaron trescientos informes psicosociales. En lo que respecta en el campo de la patología, el responsable del IMLA detalló que se realizan novecientas autopsias al año entre muertes violentas y fallecimientos por causas naturales si certificado de defunción, así como la revisión rutinaria al año de 4.100 certificados de defunción presentados en el Registro Civil.

Del análisis de la patología forense, Arredondo estableció que las causas de muerte más comunes son el suicidio por precipitación, ahorcadura y medicamentos (es ese orden) y el accidente casual. Una de las líneas de colaboración del instituto consiste en la realización de entrevistas con los coordinadores de prevención de suicidios en la Comunidad para que sepan cómo se producen y resulte más sencillo evitarlos.

Entre las necesidades concretas del organismo, Arredondo reclamó aumentar la plantilla (actualmente son 30 trabajadores), mantener el puesto de odontólogo, sustituir los auxiliares de autopsia por técnicos en anatomía patológica, mejorar el edificio de Zaragoza y las salas de autopsia de Huesca y Teruel, así como los equipos para el tratamiento de la imagen. También instó a estrechar la colaboración con los hospitales de la Comunidad.

Soledad no deseada

Respecto a la soledad no deseada, Arredondo reconoció que tiene que haber «un empuje muy importante desde las administraciones», pero que «la sociedad, y sobre todo los jóvenes, tiene que colaborar». En cuanto a Ley de Memoria Histórica, pidió aclarar primero «qué se quiere hacer». «Hace falta una estrategia porque el cuerpo tiene 206 huesos y no se pueden identificar todos», dijo.

Etiquetas
Comentarios