Despliega el menú
Zaragoza

Los trabajadores del bus deciden este jueves si secundan los paros tras el fracaso de las negociaciones

La huelga comenzaría el sábado, pero el comité y la concesionaria Avanza tendrán este viernes una nueva oportunidad de desbloquear el conflicto en el SAMA.

Representantes de Avanza y del comité de empresa, al comienzo de la reunión de ayer.
Representantes de Avanza y del comité de empresa, al comienzo de la reunión de ayer.
Francisco Jiménez

Se prolongó durante más de cuatro horas, pero no dio sus frutos. Los trabajadores del autobús urbano y la concesionaria Avanza tendrán mañana viernes la última oportunidad para evitar la huelga, después de que la negociación de este miércoles culminara sin lograr ningún acuerdo. La reunión mantenida en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) concluyó con las posturas de ambas partes aún alejadas, por lo que hoy la plantilla votará en referéndum si secunda o no los paros parciales convocados para este mismo sábado. El comité criticó la "falta de voluntad negociadora" de la empresa, mientras que estos defendieron su "disposición al diálogo y a alcanzar acuerdos".

Los empleados del bus reclaman mejoras salariales, laborales y sociales para el nuevo convenio colectivo, que arrastra ya más de un año caducado, desde diciembre de 2019. No está siendo un conflicto fácil de desbloquear, pues, con esta, directivos y trabajadores han mantenido ya una treintena de reuniones sin apenas variaciones en los resultados, y el verano pasado ya estuvieron a punto de llegar también a una huelga. Durante el encuentro de este miércoles, la empresa presentó una propuesta que no cumplió con las expectativas de los trabajadores, por lo que, independientemente de cómo concluya la votación de hoy jueves, quedaron citados el viernes para una nueva negociación.

Efectos en la ciudad

Los efectos del conflicto podrían hacerse notar en la ciudad a partir del sábado. Los paros parciales convocados por el comité se producirían durante dos fines de semana de este mes (20-21 y 27-28) y dos de marzo (6-7 y 13-14) en horario de 8.00 a 10.00 y de 20.00 a 22.00. "Queremos continuar luchando para conseguir un convenio digno para todos y vemos necesario cambiar el rumbo de la actual situación de bloqueo en la que se encuentra la negociación", manifestaron desde el comité.

Pese a las diferencias, Avanza y los trabajadores tendieron la mano para continuar las conversaciones, pero desde la compañía dejaron clara su posición respecto a la huelga. "No hay cabida para la convocatoria de unos paros que solo sirven para enturbiar el proceso", indicaron.

La primera y en plena pandemia

De llevarse a cabo, la huelga vendrá marcada por una coyuntura especial. Será la primera del bus urbano bajo el gobierno de Jorge Azcón, coincidirá con la del tranvía, que ya cumple más de un mes de duración, y sobre todo, llegará en plena pandemia del coronavirus. En este sentido, la concejal de Movilidad, Natalia Chueca, recibió preguntas sobre el conflicto por parte de PSOE y ZEC, que no quedaron satisfechos por la, a su juicio, inacción del gobierno municipal.

La edil popular replicó que ha estado "en contacto" con ambas partes y que les ha pedido que "sean responsables y empaticen con la situación actual para que puedan llegar a un acuerdo con generosidad y altura de miras".

La huelga del tranvía se puede prolongar

Por su parte, los trabajadores del tranvía están dispuestos a prolongar los paros parciales más allá de 5 de marzo si la dirección de la Sociedad de Economía Mixta (SEM) de Los Tranvías de Zaragoza no entra a negociar aspectos que consideran "clave".

Entre las reclamaciones del comité de empresa, se encuentra que las jornadas de los conductores sean de ocho horas y que puedan disfrutar de más descansos. También solicitan un aumento salarial del IPC más un 1,5%.

Ambas partes tienen una próxima reunión ante el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) este viernes y desde el comité de empresa, su portavoz, Julián Aramendía, confía en que se comiencen a abordar los "aspectos fundamentales" porque hasta ahora "no ha habido avances y la negociación está estancada". Aramendía aseguró que los trabajadores del tranvía "tienen clarísimo" que si no hay avances se prolongará los paros parciales "el tiempo que sea". 

Etiquetas
Comentarios