Despliega el menú
Zaragoza

El alcalde de IU en María de Huerva decreta que su número dos cobre del Ayuntamiento

Tras su salida del equipo de gobierno, Cs y CHA lo califican de "decretazo" y creen que la decisión debería haber pasado por pleno.

El alcalde de IU de María de Huerva, Tomás Díaz, el día de su toma de posesión el 15 de junio de 2019
El alcalde de IU de María de Huerva, Tomás Díaz, el día de su toma de posesión el 15 de junio de 2019
Francisco Jiménez

La crisis política de María de Huerva que ha dejado al alcalde de IU, Tomás Díaz, gobernando en minoría con el PSOE tras la salida de Cs y CHA del cuatripartito, vive un nuevo episodio. El regidor reasignó ayer por decreto las áreas municipales que habían quedado sin titular y aprobó la dedicación exclusiva con sueldo al número dos de su partido, Rodolfo Cañizares. Así, este edil pasa a ser el responsable de Servicios Generales, Deporte e Infraestructuras Deportivas, y a percibir una remuneración de 32.000 euros brutos al año. Las atribuciones y el salario que antes tenía el único representante de Ciudadanos, Javier Zárate, que el pasado 27 de enero fue destituido por decreto por el alcalde.

El regidor, que en las últimas semanas había manifestado su interés de encargarse del área de Servicios Generales, explicó que su condición de "autónomo y agricultor" desde hace 35 años le impiden poder dedicar todo el tiempo necesario al Ayuntamiento. "Mi compañero de partido ha podido pedir una excedencia en su empresa para tener disponibilidad, es de mi máxima confianza y sabe que puede contar conmigo", aseguró sobre su decisión.

Se empieza así a despejar algo el futuro político del municipio. La forma de actuación no gustó a Ciudadanos y CHA, cuyo único edil, Octavio Oliva, también abandonó el equipo de gobierno. Ambas formaciones criticaron que se trata de un "decretazo" y que el tema debería haber pasado por pleno. Zárate se quejó de "las formas" y de que Díaz ha vuelto "a incumplir su palabra". Desde Chunta aseguraron que "por cuestiones de procedimiento" era necesario que se hubiera votado en pleno.

Ante estos reproches, el alcalde subrayó que según el informe del secretario municipal no se precisa un acuerdo plenario, ya que la dedicación exclusiva va ligada a "exactamente" a las mismas atribuciones con las que en su día se aprobó, sí en pleno, para el edil de la formación naranja.

Etiquetas
Comentarios