Despliega el menú
Zaragoza
#YoComproEnAragón

ZARAGOZA

PP-Cs estudia conceder una moratoria de un año para los solicitantes de microcréditos

Navarro encarga un informe para ver si se puede aplazar el cobro, pero descarta la condonación. La medida podría mermar los ingresos de este año 1,6 millones.

La concejal de Hacienda, María Navarro, y la socialista Ros Cihuelo al inicio de la comisión de este martes.
La concejal de Hacienda, María Navarro, y la socialista Ros Cihuelo al inicio de la comisión de este martes.
Toni Galán

El gobierno municipal PP-Cs está dispuesto a acordar una moratoria para el cobro de las devoluciones de los cerca de 10 millones en microcréditos que concedió el año pasado. Ante el vencimiento de los primeros plazos a partir de mayo y en plena fase de restricciones de la pandemia, la concejal de Hacienda, María Navarro, vio "lógico" aplazar durante al menos un año el proceso para que las empresas y autónomos tengan un desahogo.

La moratoria la propuso hace ya unos días la concejal del PSOE Ros Cihuelo, y este martes la reiteró en la comisión de Hacienda. En la misma línea se manifestó el portavoz de Podemos, Fernando Rivarés, que también defendió la condonación de la deuda. Navarro descartó que se pueda perdonar la devolución, "igual que Pedro Sánchez no renuncia a los créditos ICO", pero sí dijo que el planteamiento de Cihuelo "era muy acertado".

"Nadie sabía de la agonía de los autónomos. Es una propuesta que estamos estudiando y estamos de acuerdo", dijo Navarro. Explicó que ya se ha encargado un informe jurídico que analice la viabilidad de esa moratoria. Eso sí, de aprobarse obligaría a modificar el presupuesto, dado que el Ayuntamiento ha previsto 1,6 millones de ingresos por el reintegro de esos préstamos.

6 meses de carencia

El Ayuntamiento de Zaragoza puso en marcha la medida el pasado verano, tras alcanzarse un pacto en el seno de la comisión del futuro de Zaragoza para destinar casi 10 millones de euros en préstamos a pequeñas y medianas empresas y autónomos con los que tener un mínimo de liquidez en lo peor de la crisis. Se trata de créditos de entre 5.000 y 10.000 euros, a un tipo de interés del 0%, con una carencia de 6 meses y un plazo de hasta 60 meses.

PSOE y Podemos-Equo defendieron el aplazamiento. "Pensábamos que pasado el verano ya se habría acabado la pandemia y que la medida debía ser inyectar liquidez. Pero al ir pasando el tiempo esa necesidad de liquidez se puede transformar en un problema de solvencia", afirmó Cihuelo.

Asumió las dificultades de la condonación de estas deudas, pero insistió en la viabilidad de la moratoria. "La falta de soluciones podría llevar a la quiebra a empresas viables", dijo. Fernando Rivarés, de Podemos-Equo, aseguró que "mucha gente no puede devolver los microcréditos, sí o sí va a haber impagos".

Polémica con una factura de 7,25 euros por unos lazos

En la comisión, Ros Cihuelo destapó el pago de una factura por parte del servicio de protocolo de una cinta naranja y unos imperdibles que se utilizaron para actos en defensa de la educación concertada y contra la ley Celaá. La factura, del 18 de noviembre, era de 7,25 euros por 50 imperdibles y una cinta de satén naranja. "Supongo que se ha cometido un error", afirmó. El concejal del PP Alfonso Mendoza aclaró que fue un "error humano", dado que este gasto se debería haber cargado al grupo municipal. Fuentes del gobierno explicaron que este dinero se devolvió este martes.

El asunto suscitó controversia. De hecho, Rivarés dijo que era "exactamente igual" que la polémica compra de un bote de gomina, adquirido con cargo al erario cuando Pedro Santisteve era alcalde. Navarro replicó que ZEC nunca dijo que aquella adquisición fuera un error y recordó que se justificó la compra "por higiene personal del alcalde". "Y jamás lo devolvieron", concluyó Navarro. El PSOE anunció la presentación de una moción para exigir responsabilidades.

Etiquetas
Comentarios