Zaragoza
Suscríbete

sucesos

El robo de 57 pulseras de oro en Puerto Venecia, impune por una mala grabación

La Fiscalía pedía 2 años y tres meses de prisión para una mujer con antecedentes por robos similares, pero la jueza se ha visto obligada a absolverla. El botín, valorado en casi 20.000 euros, no logró recuperarse.

De compras en el centro de Zaragoza y en Puerto Venecia, este sábado 28 de noviembre.
Imagen de archivo de los accesos al centro comercial Puerto Venecia, donde se produjo el robo.
José Miguel Marco

Las cámaras de seguridad ubicadas en algunos establecimientos se han convertido en una herramienta muy valiosa a la hora de esclarecer delitos .Pero las grabaciones no siempre tienen la misma calidad, de lo que se ha valido más de un delincuente para evitar una segura condena. Y eso es precisamente lo que le ha ocurrido a Catalina L. R., una mujer nacida en Bogotá a la que el Juzgado de lo Penal número 1 de Zaragoza se ha visto obligado a absolver por la escasa nitidez de las imágenes que sirvieron a la Policía Nacional para atribuirle el atraco a una joyería del centro comercial Puerto Venecia.

Los hechos que llevaron a la acusada al banquillo se produjeron sobre las 16.55 del 10 de octubre de 2017.Ese día y a esa hora, cuatro hombres y una mujer «concertados entre sí» se personaron en la Joyería José Luis y lograron hacerse con 57 cadenas de oro valoradas en 19.561,20 euros. Cuando los asaltantes abandonaron el establecimiento, las empleadas    aún no se habían dado cuenta de que les habían ‘limpiado’ una de las vitrinas. Al percatarse del golpe, avisaron enseguida a la Policía Nacional y pusieron a su disposición la grabación de las cámaras de seguridad, material con el que se identificó después a Catalina L. R. como una de las presuntas atracadoras.

La sospechosa contaba con antecedentes policiales y judiciales por delitos de idéntica naturaleza. Y según manifestó un agente que declaró como testigo en el juicio celebrado el pasado mes de enero, había sido detenida in fraganti con anterioridad en otra joyería de la misma cadena en Cataluña. Basándose en estos hechos, la Fiscalía pidió para ella –puesto que los otros cuatro hombres que participaron en el robo nunca fueron identificados– una condena de dos años y tres meses de prisión. Sin embargo, tal y como proponía la defensa, a cargo de la abogada Ana Alcay, la sentencia ha sido absolutoria.

Otra cámara en el vestíbulo

La jueza recuerda que los ladrones permanecieron poco más de un minuto junto a los expositores, momento en el que supuestamente se apoderaron del botín, que nunca ha sido recuperado. «No obstante –apunta en el fallo–, tal grabación no resulta suficiente como para concluir sin género de dudas la identidad de la acusada». El funcionario del Cuerpo Nacional que compareció en la vista aseguró que se trataba de ella porque otra cámara de seguridad del centro comercial la captó en el vestíbulo. Pero tal grabación no fue aportada a la causa. «Únicamente consta un fotograma incorporado al atestado (....).Y dada la distancia desde la que está tomada la imagen no pueden distinguirse los rasgos físicos de las caras», concluye la sentencia para absolver a la encausada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión