Zaragoza
Suscríbete por 1€

sucesos

Bryan Jiménez, el peligroso fugitivo de Ejea al que nunca habían logrado encerrar

La Guardia Civil desplegó este jueves una treintena de agentes especiales en Borja para sacar de su "escondrijo" a un joven de 29 años que arrastraba decenas de requisitorias pero jamás había pisado la cárcel.

Imagen del peligroso delincuente detenido este jueves en Borja
Imagen del peligroso delincuente detenido este jueves en Borja
Guardia Civil

No eran todavía las diez de la mañana cuando una treintena de agentes especiales del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil se apostaban este jueves frente a un edificio de la plaza de España de Borja pertrechados con un ariete y dispuestos a derribar la puerta. El enorme despliegue policial cogió por sorpresa a los vecinos, que al ver a los guardias fuertemente armados y protegidos con cascos y escudos comenzaron a abandonar la zona. La mayoría pensó que podía tratarse de una operación antidroga, pero el objetivo de la Benemérita era otro: la detención de un peligroso fugitivo      que llevaba años burlando a la Justicia. Se trata del joven Bryan Jiménez Oliver, al que sorprendieron durmiendo en un colchón tirado en el suelo.

Sobre el delincuente, de 29 años y natural de Ejea de los Caballeros, pesaban una veintena de requisitorias de diferentes juzgados, no solo de Aragón, sino también de Andalucía y Cataluña. Según informó la Comandancia de Zaragoza, tres de ellas eran órdenes de ingreso inmediato en prisión, de ahí que tras su localización y posterior arresto fuera conducido directamente al centro penitenciario de Zuera. El historial delictivo del fugado es largo e incluye una tentativa de homicidio y delitos de robo con fuerza, estafa, extorsión e incluso malos tratos en el ámbito familiar.

La Guardia Civil estuvo a punto de echar el guante al ejeano a mediados de diciembre, cuando se confirmó su presencia en la localidad turolense de Andorra, pero logró huir in extremis. Sabedor de que lo seguían de cerca, parece que Bryan Jiménez se movió desde entonces con sigilo y sin bajar la guardia.

Tras el arresto, los investigadores han confirmado que el joven estuvo escondido en Zaragoza. Pero hace solo unos días consiguió  que le alquilaran un piso en pleno centro de Borja, donde vivía en precario y sin muebles. Según algunas fuentes, parece que lo hacía con una mujer y un niño, pero este dato no ha sido confirmado y en el momento de la detención en el edificio solo estaba él.

Un viejo conocido en Ejea

De las andanzas de este joven pero experimentado criminal saben bien en la capital de las Cinco Villas, donde estuvo viviendo con su familia de niño. Su padre, apodado ‘el Rober’, arrastra también numerosos antecedentes y estuvo preso en Zuera. Pero la familia se trasladó en su día a Huesca y Bryan Jiménez solo se dejaba ver ahora por Ejea muy de vez en cuando.Eso sí, cada poco tiempo se siguen recibiendo allí requisitorias de distintos juzgados tratando de localizarlo.

Durante su estancia allí, no se le recuerdan delitos de sangre.Pero parece que desde muy pequeño siguió los pasos del padre    y ha terminado haciendo del delito su oficio, pese a que ha llegado a estar dado de alta como autónomo con un negocio de embalaje y maderas.

Bryan Jiménez logró despistar a los agentes en Andorra

La Guardia Civil estuvo a punto de detener al ejeano Bryan Jiménez a mediados del pasado diciembre en Andorra, donde parece que estuvo viviendo durante una temporada.Sin embargo, el escurridizo fugitivo adoptaba siempre importantes medidas de seguridad y se percató de que estaba sometido a vigilancia. La Comandancia de Zaragoza confirmó ayer que los agentes estuvieron varios días apostados alrededor de su «escondrijo» esperando que saliera. Pero el joven logró despistarlos y continuar su huida.

La Benemérita sospechaba que el delincuente podía ir armado y ser peligroso, lo que obligó a actuar con cautela. El alcalde de Andorra, Antonio Amador, tuvo conocimiento de que el ejeano estaba siendo buscado en el municipio a través de una fuente extraoficial. Todavía está reciente el triple crimen perpetrado por Igor el Ruso –del que fueron víctimas dos guardias civiles y el ganadero José Luis Iranzo– y la detención del Rambo de Requena. Pero, ¿qué hace tan atractiva esta población para criminales tan peligrosos?

La serie de hechos trágicos o protagonizados por buscados delincuentes en la localidad minera parte del triple crimen cometido por Norbert Feher, alias Igor el Ruso, el 14 de diciembre de 2017. El pistolero serbio acabó con la vida de José Luis Iranzo y de los guardias Víctor Romero y Víctor Caballero. Feher huía de la justicia italiana por dos asesinatos en el país transalpino. El juicio por el triple asesinato de Andorra está previsto en la Audiencia Provincial e Teruel para el 12 de abril.

El pasado 8 de junio el protagonista fue Pedro Lozano, apodado el Rambo de Requena, localidad de que es natural. Lozano fue detenido por la Guardia Civil en Andorra tras protagonizar una larga fuga por la provincia de Teruel y después de dejar malherido a un guardia civil en Muniesa. Tras recibir un disparo en una pierna de un agente, Lozano fue apresado en un mote andorrano. Los hechos trágicos acumulados desde 2017 incluyen también el asesinato de Ismael, un chico de 15 años, a manos de su padre en 2019 o la muerte de un joven afectado por un brote psicótico, Joel, el pasado enero por disparos de un guardia civil al que había atacado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión