Despliega el menú
Zaragoza

El PSOE mantiene su apoyo al alcalde de María de Huerva y CHA se lo piensa

El PP sigue sin desvelar si buscará el apoyo de los ediles de Ciudadanos y de Vox para lanzar una moción de censura

El apretón de manos entre el alcalde de IU, Tomás Díaz, y el concejal de Ciudadanos, Javier Zárate, en el pleno de investidura del Ayuntamiento, el pasado 15 de junio de 2019, está muy alejado de las desavenencias entre ambos que año y medio después han dinamitado el cuatripartito.
El apretón de manos entre el alcalde de IU, Tomás Díaz, y el concejal de Ciudadanos, Javier Zárate, en el pleno de investidura del Ayuntamiento, el pasado 15 de junio de 2019, está muy alejado de las desavenencias entre ambos que año y medio después han dinamitado el cuatripartito.
Francisco Jiménez

La margarita de cómo queda el gobierno de izquierdas en minoría de María de Huerva tras la salida del pacto del concejal de Ciudadanos empieza a deshojarse. Los dos ediles socialistas anunciaron este jueves que continuarán trabajando junto al alcalde de IU, Tomás Díaz, a pesar de acusar a esta formación de "romper unilateralmente" el cuatripartito al retirar sus funciones y la exclusividad al exprimer teniente de alcalde de Cs, Javier Zárate. Por su parte, CHA, que desde el primer momento criticó con dureza la postura del regidor, va a iniciar una periodo de consultas internas para decidir cuál será su papel en el futuro.

Lo que sí hizo ayer el PSOE en una nota de prensa fue "destacar" la labor desempeñada por el edil del partido liberal, que calificó de "fructífera" para todo el municipio. "Gracias al trabajo se han desarrollado proyectos interesantes procedentes de los cuatro partidos y en los que Javier Zárate por su dedicación exclusiva ha tenido un rol destacado", subrayaron.

Unas explicaciones que contrastan con las dadas por el alcalde quien, según explicó, se vio abocado a retirar su confianza en el concejal de la formación naranja porque "algunas áreas no funcionaban como debían".

Durante el último mes y medio tanto el PSOE como CHA han intentado mediar en las "desavenencias" entre Izquierda Unida y Ciudadanos para intentar reconducir la situación.

El tema que queda pendiente es lo que ocurrirá con el sueldo que percibía Zárate por su dedicación exclusiva. El alcalde no descarta asumir él la gestión, aunque es un tema que tendrá que votarse. Previsiblemente en el pleno del próximo 9 de marzo se abordará la nueva distribución de áreas. Primero CHA debe fijar su posición.

Mientras, el PP sigue sin desvelar si buscará el apoyo de los concejales de Ciudadanos y de Vox para lanzar una moción de censura que las matemáticas hacen viable. La lista más votada en las últimas elecciones en María de Huerva guarda silencio. Con sus cinco ediles y los dos de Cs y Vox, frente a los seis de los tres partidos de izquierdas, podría querer recuperar la alcaldía, algo que ya intentó tras las elecciones.

No obstante, fuentes oficiales del PP apuntan que la prioridad del grupo es "el bienestar de los vecinos". "Se trata de una situación ajena a nosotros y estaremos donde siempre hemos estado: al servicio de María". El edil de Vox, Jorge Sádaba, mira la jugada desde la barrera, porque al que le toca "mover ficha" es al PP "como la lista más votada". "Si más adelante hubiese algo más habría que ver qué se hace, cómo y de qué manera. Es un futuro incierto y nunca estamos cerrados a hablar con nadie", dijo.

Por su parte, Zárate reivindicó su labor al frente de las concejalías de Servicios Generales, Deportes e Instalaciones desde el inicio de la legislatura. "Desde que llegamos a la concejalía hemos trabajado sin descanso", aseguró, algo que ahora intentará hacer desde la oposición.

Etiquetas
Comentarios