Despliega el menú
Zaragoza

ayuntamiento de zaragoza

El PSOE plantea invertir 13 millones para rehabilitar viviendas en Zamoray-Pignatelli y desechar el museo andalusí

Pide no desviar las inversiones a zonas menos degradadas como Madre Rafols, Forqué o San Lamberto y prevé crear "el barrio de las luces y el arte".

Desalojo en la calle de Pignatelli del Casco Histórico este jueves.
Desalojo en la calle de Pignatelli del Casco Histórico.
Guillermo Mestre

Una nueva vida para Zamoray-Pignatelli. Eso es lo que busca el grupo municipal del PSOE, que ha elaborado un plan alternativo al anunciado por la coalición PP-Cs para acabar con la degradación del entorno, y que se basa sobre todo en la regeneración urbanística y cultural. Así lo ha explicado este martes el concejal socialista Horacio Royo, que ha considerado que el proyecto actual es "manifiestamente mejorable" porque, a su juicio, varias intervenciones recaen en zonas que no están tan necesitadas. Por eso, plantea invertir 13 millones de euros en rehabilitación de vivienda, en lugar de 4, que se obtendrían tras desechar, entre otros, el museo andalusí. 

Actualmente, ha dicho el edil, existe "un problema de enfoque geográfico", ya que "el plan contempla 22 millones de inversión pero que se concentran precisamente en obras de urbanización en zonas que no están degradadas". Royo ha puesto como ejemplo los 2 millones de euros que el gobierno planea invertir en la reforma de la plaza de San Lamberto, los 1,4 millones de la calle de Madre Rafols o los casi 700.000 euros que costará el arreglo de la plaza de José María Forqué. Para el concejal, "no tiene sentido" que se destinen estas cuantías a unos espacios que "no tienen ningún problema" y cuentan con numerosos equipamientos, como el hospital Provincial o la plaza de toros, cuando en el interior del Gancho hay otros lugares en peores condiciones. 

Asimismo, la formación considera que sería "un error" invertir 8,6 millones de euros en el museo andalusí ya que, en palabras de Royo, se trata de un proyecto "poco transformador" que no supondría un cambio a mejor en el barrio. Los socialistas tampoco creen que la residencia proyectada en el antiguo cuartel de Pontoneros vaya a servir y piden para el inmueble un proyecto público. La intención, según ha explicado, es mejorar el espacio público, crear nuevos equipamientos e impulsar una política de vivienda que garantice el alojamiento digno de los residentes y, al mismo tiempo, atraiga nuevos habitantes y de diferentes perfiles. 

Concretamente, en lo que tiene que ver con la vivienda, el edil ha considerado que la idea del gobierno es "poco ambiciosa". En este sentido, ha defendido la necesidad de llevar a cabo un estudio pormenorizado, "piso por piso", para analizar su propiedad y su estado arquitectónico y determinar si deben derribarse, rehabilitarse o si únicamente requieren una mejora. 

Además, el plan elaborado por el grupo socialista, que ya han trasladado al concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, prevé utilizar la cultura como un mecanismo de regeneración urbana. Para ello, tal y como ha resumido el edil del PSOE Antonio Barrachina, se quiere focalizar el Festival Asalto en el área de Pignatelli y, además, transformarla en el "barrio de las luces". "Necesita esa revitalización artística que le dé colorido y vida", ha sentenciado. También apuestan por desarrollar una propuesta empresarial con el objetivo de atraer comercios de proximidad a la zona, igual que los que ya están implementados en las calles de San Agustín o Las Armas. 

Etiquetas
Comentarios