Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

sucesos

Cinco fiestas covid en pisos de Zaragoza acaban con 63 multas y 4 detenidos

Los arrestados ofrecieron resistencia y terminaron la noche en el calabozo.

Una de las intervenciones se produjo en un apartamento alquilado en el número 29 de la calle San Blas de Zaragoza.
Una de las intervenciones se produjo en un apartamento alquilado en el número 29 de la calle San Blas de Zaragoza.
Google Maps

Las llamadas a la responsabilidad para combatir la propagación de la covid-19 no terminan de calar en algunos jóvenes, que siguen ignorando el toque de queda y alquilando pisos turísticos para organizar fiestas en Zaragoza. El alboroto y el alto volumen de la música obligaron este domingo a intervenir a la Policía Nacional en dos de estos apartamentos, en los que se tramitaron un total de 20 denuncias administrativas y se detuvo a cuatro personas por delitos de resistencia y lesiones.

Las dos actuaciones se registraron en torno a las 00.30 en viviendas bastante próximas. En la primera, ubicada en el número 24 de la calle de San Pablo, las patrullas encontraron a 11 jóvenes. Cuando llamaron a la puerta y pidieron a los allí presentes que fueran saliendo uno a uno, la mayoría se mostraron colaboradores. Sin embargo, tres varones ofrecieron resistencia y acabaron provocando pequeñas lesiones a los agentes, por lo que fueron arrestados y pasando el resto de la noche en los calabozos de la comisaría del Actur.

La segunda intervención tuvo lugar en otro apartamento turístico localizado en el número 29 de la calle de San Blas, donde estaban de fiesta nueve jóvenes. Como en el piso anterior, los uniformados llamaron a la puerta y pidieron que bajaran la música. Preguntaron por las personas que habían formalizado el alquiler y resultaron ser cinco amigas del barrio de San Juan de Mozarrifar. Salvo un vecino de Calatorao que acabó detenido, el resto de ocupantes se identificaron sin poner problemas.

Además, los agentes intervinieron en tres pisos privados, poniendo fin a otras tantas fiestas que transgredían la normativa vigente y proponiendo para sanción a 23 jóvenes más. Estas actuaciones tuvieron lugar en los barrios de San José, Centro y San Pablo.

Refuerzo policial en Alfonso I

Por otro lado, la Policía Local de Zaragoza reforzó su presencia con varias patrullas de la Unidad de Apoyo Operativo (UAPO) en la calle de Alfonso I y adyacentes tras la polémica por la concentración improvisada de dos centenares de jóvenes, durante la tarde del sábado, en torno a un cantante callejero. Ayer, y pese a que varios artistas con licencia actuaron en la misma zona, no se produjeron aglomeraciones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión