Despliega el menú
Zaragoza

cuarte de huerva

Rescate en Cuarte: un desfibrilador le regala otra vida en la víspera de su cumpleaños  

Un hombre que mañana cumple 52 años vuelve a nacer gracias a la intervención de una patrulla de la Policía Local de Cuarte.

Una patrulla de la Policía Local de Cuarte de Huerva.
Los coches de la Policía Local de Cuarte están equipados con un desfibrilador, tal y como marca una pegatina verde en su parte posterior..
HA

La moneda cayó esta vez de cara. Y el que pudo ser un día trágico se tornó en un claro renacer para Francisco José, el hombre al que el desfibrilador de una patrulla de la Policía Local de Cuarte de Huerva regaló este jueves una segunda oportunidad. El operario, que trabajaba en una nave del polígono Valdeconsejo cuando le sobrevino una parada cardiorrespiratoria, cumple mañana los 52 años. Sin embargo, después de este guiño del destino, puede que a partir de ahora celebre su aniversario dos veces: el 21 y el 23 de enero.

Pasaba un cuarto de hora de las 7.00 cuando la centralita del 112 movilizaba a los municipales para advertirles del suceso. Un empleado de una fábrica de moldes se había desvanecido en plena faena golpeándose la cabeza contra el suelo. La patrulla se dirigió enseguida hacia la calle de Aneto, donde se ubica la empresa, y nada más entrar vieron a dos compañeros de la víctima tratando de reanimarlo. Francisco José no tenía ya pulso, por lo que, mientras los compañeros del operario seguían practicándole las maniobras de RCP, los policías prepararon el desfibrilador portátil.

Tras una exploración inicial, el aparato efectuó una primera descarga. No hizo falta una segunda. Además, enseguida llegó al lugar una uvi móvil que trasladó al paciente al Hospital Clínico de la capital aragonesa. Según los sanitarios, tanto la intervención de los compañeros como la de la patrulla resultaron vitales para que el hombre siguiese con vida. No es la primera vez que la Policía Local de Cuarte es requerida para usar su desfibrilador, adquirido hace ya algún tiempo. Sin embargo, esta vez la llamada tuvo un final feliz.

Etiquetas
Comentarios