Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

El comité del bus convoca paros los fines de semana y el del tranvía los prolonga un mes

Los dos principales medios de transporte público de la ciudad van a la huelga por la negociación de sus convenios colectivos.

Un autobús urbano de la línea 35 y un tranvía circulan por el paseo de la Independencia de Zaragoza.
Un autobús urbano de la línea 35 y un tranvía circulan por el paseo de la Independencia de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Si la negociación no lo impide, los dos principales medios de transporte público de la capital aragonesa estarán en huelga a partir del próximo mes. El comité de empresa del bus urbano anunció este viernes la convocatoria, desde el 20 de febrero, de paros parciales en el servicio durante los fines de semana. Mientras, el del tranvía aprobó prolongar el conflicto que mantienen desde el 5 de enero en hora punta hasta el próximo 8 de marzo. En ambos casos, los trabajadores reclaman a sus respectivas compañías -Avanza y Tranvías Urbanos de Zaragoza- mejoras salariales y laborales en la redacción de los nuevos convenios colectivos.

Los trabajadores del bus anunciaron la convocatoria de paros parciales durante los fines de semana "debido a la nula voluntad negociadora de la empresa para llegar a ninguna clase de acuerdo y desatascar el actual bloqueo de la negociación del convenio", indicaron en un comunicado. La huelga se llevaría a cabo de 8.00 a 10.00 y de 20.00 a 22.00 los sábados y domingos a partir del 20 de febrero.

En cualquier caso, las vías de negociación siguen abiertas entre las partes y, de hecho, hay dos encuentros previstos para los próximos días, y otro con la concejal de Movilidad, Natalia Chueca, que podrían evitar la huelga. En caso contrario, el diálogo se trasladaría al Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA), mientras que la plantilla debería respaldar o no los paros en un referéndum el día 18.

"Nuestras reivindicaciones por mejorar las condiciones de trabajo repercutirán en la mejora de la calidad del servicio de autobús urbano", defendieron desde el comité, que mostró "totalmente abierta su voluntad negociadora".

En la misma línea, fuentes de Avanza manifestaron su predisposición al acuerdo "como así se ha demostrado en las más de 25 reuniones organizadas y mantenidas hasta la fecha con el comité para sentar las bases del nuevo convenio". Desde la empresa reiteraron su "apuesta por la estabilidad en el empleo y el mantenimiento del poder adquisitivo de los trabajadores", así como su "disposición a implementar cambios que mejoren la organización del trabajo".

Del mismo modo, la empresa considera que las demandas de índole económica puestas sobre la mesa "están muy alejadas de la realidad", e insiste en la necesidad de "seguir dialogando para acercar posturas", aunque rechaza un modelo de negociación "basado en el chantaje que perjudica abiertamente a la ciudadanía".

Horas punta

Por su parte, el comité de empresa del tranvía aprobó prolongar los paros parciales que llevan a cabo desde el pasado 5 de enero y que, inicialmente, tenían una duración de un mes. Sin embargo, la representación sindical lamentó que "la negativa de la empresa a negociar es intolerable", por lo que decidió prolongar la huelga hasta el 8 de marzo.

En su caso, el conflicto se mantendrá en los tres tramos de hora punta, aunque hasta la fecha no ha causado graves afecciones por los altos servicios mínimos decretados por el Ayuntamiento. Precisamente, los trabajadores reclaman al gobierno municipal mayor implicación en el conflicto, ya que "es el responsable de la gestión que realiza la empresa adjudicataria".

Etiquetas
Comentarios