Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Un clan de traficantes logra rebajar en 62 años y 4,7 millones sus penas

El pacto entre la Fiscalía y las defensas garantiza que al menos cinco de los diez acusados ingresarán en la prisión de Zuera.

Imagen de archivo de un furgón de la Policía Nacional accediendo a la Audiencia de Zaragoza.
Un furgón de la Policía Nacional accediendo a la Audiencia de Zaragoza, donde debía celebrarse el juicio.
José Miguel Marco

No es habitual que un acusado acepte una condena de seis años y medio de prisión y 160.000 euros de multa renunciando a la celebración del juicio. Sin embargo, eso es lo que hizo ayer Margarita R. R., matriarca de un clan de traficantes al que la Policía intervino una maleta con casi seis kilos de speed (1.304 gramos puros) en Zaragoza. Obviamente, a la Fiscalía no le salió gratis la confesión, ya que le obligó a aplicar sustanciales rebajas a las penas que solicitaba inicialmente para los diez encausados. De hecho, de un total de casi 93 años de cárcel se pasó a menos de 32, y de multas por importe de cinco millones, a 211.400 euros. Eso sí, con el acuerdo, el Ministerio Público se aseguró que tanto la principal encausada como al menos cuatro de sus acólitos acabarán entre rejas.

El juicio debía celebrarse en la Audiencia de Zaragoza, pero el elevado número de acusados había obligado a señalar tres sesiones y utilizar una de las salas de vistas del Tribunal Superior de Justicia. Sin embargo, el pacto convirtió el juicio en un mero trámite de apenas unos minutos.

Margarita R. R. reconoció ser la principal responsable del grupo criminal y, como tal, la persona que impartía las órdenes y directrices al resto de acusados, entre los que figuran su compañero sentimental y también la hermana de esta mujer. Al confesar los hechos, la cabecilla de esta trama de traficantes –a los que defienden José Luis Melguizo, Javier Osés y Eloísa Gimeno, entre otros– logró reducir en casi tres años su estancia en prisión y en 340.000 la multa. Además, evita que su hermana acabe en una celda de Zuera (se enfrentaba a ocho años de cárcel que se han quedado en dos) y reduce a la mitad la condena de su pareja. Otro de los grandes beneficiados del pacto es Leonardo B. C., defendido por Melguizo, que ha sido absuelto.

Etiquetas
Comentarios