Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

balance de 2020

El tráfico aéreo de viajeros cae un 63% en Zaragoza, menos que la media española

Las restricciones por la covid hundieron los rutas europeas y sumaron solo una cuarta parte del pasaje de 2019. Los vuelos insulares resistieron mejor y Palma de Mallorca desbancó a Londres como destino más demandado.

Loading...

Las restricciones a la movilidad impuestas por la pandemia a escala internacional han pasado una severa factura al tráfico aéreo de viajeros, pero el aeropuerto de Zaragoza logró cerrar 2020 con una caída inferior a la media española en nueve puntos. Aunque el recorte fue igualmente severo, del 63%, consiguió aguantar mejor que el resto de los 16 complejos peninsulares que le superan en volumen de pasajeros y solo los que dependen de la aviación para el grueso de sus desplazamientos, los de Canarias y Baleares, tuvieron un retroceso menor, con las únicas excepciones de Palma de Mallorca e Ibiza.

Los datos oficiales de Aena constatan que el cierre de fronteras tuvo como consecuencia directa el desplome de las rutas europeas, por lo que Zaragoza solo logró alcanzar una cuarta parte del pasaje que sumaban los aviones de Ryanair, Wizz Air y Volotea. Si en 2019 se contabilizaron 346.754 clientes, el pasado ejercicio acabó con 84.164, una cifra que casi no se recordaba.

Los que sí resistieron mejor fueron los vuelos nacionales, que se reducen a los dos archipiélagos tras el intento fallido de reabrir la ruta de Santiago Compostela el pasado verano. Pese al recorte de frecuencias y a la suspensión temporal de las rutas, el tirón turístico de Baleares y Canarias hizo que se movieran un total de 86.035 personas, lo que supone que apenas se perdieron uno de cada cuatro viajeros del año previo. Un logro si se tiene en cuenta que en cualquiera de los cinco destinos (Palma, Ibiza, Menorca, Gran Canaria y Tenerife) la caída acumulada se duplicó en el mejor de los casos.

La situación llega hasta el punto de que Mallorca ha desbancado a Londres como la principal ruta área de Zaragoza, que en buena medida ha sido posible por la competencia de varias compañías y el relajo que hubo en las restricciones en plena campaña estival. Aunque se redujo el pasaje en un 40%, llegaron a volar a Palma 41.718 personas, mientras a Londres lo hicieron 25.893, un 71,6% menos.

La movilidad de los rumanos con las dos principales ciudades de su país, Bucarest y Cluj Napoca, también aguantó mejor, convirtiéndose en los dos siguientes enlaces. Mientras tanto, Milán pasó de tercera a séptima ruta del aeropuerto, ya que sufrió como pocas las restricciones. De hecho, junto a las de Lisboa y Bruselas son las únicas que aún no tienen fecha para retomar la actividad.

Ryanair sigue siendo la compañía de mayor peso, con 54.788 viajeros y tres vuelos entre los diez que más plazas se contabilizaron en 2020, los de Londres, Bruselas y Milán. Eso no quita que fuera la aerolínea que más cayó en clientes, un 74,4%.

La evolución mensual del tráfico comercial a lo largo de los últimos cinco años no deja lugar a la duda del durísimo impacto de las restricciones a la movilidad. Hace solo un año hubiera sido impensable imaginar que en abril solo se llegaran a contabilizar 4 viajeros y en mayo, 47, cuando en 2019 fueron 42.210 y 34.804, respectivamente. Es más, la covid truncó la recuperación del tráfico comercial, ya que en los dos primeros meses se habían superado los registros con los que se comenzó el año entre 2106 y 2019.

Como ya informó este diario, el transporte de mercancías también se resintió al retraerse el comercio mundial, aunque logró salvar el año al mantenerse como segundo del país, solo por detrás de Madrid. Con un retroceso del volumen de carga del 21,4%, fue el que menos sufrió de los tres principales, dado que Madrid perdió un 28,4% y Barcelona, otro 35,4%. El retroceso fue igualmente inferior a la media nacional, lo mismo que en el número de operaciones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión