Despliega el menú
Zaragoza

las mascotas y la borrasca filomena

Mantas y radiadores en las protectoras de animales para lidiar con las bajas temperaturas

Los centros de protección animal de la Diputación de Zaragoza y del Ayuntamiento de la capital intensificaron el cuidado de los canes ante la nieve y las bajas temperaturas.

PERRERA MUNICIPAL MOVERA / 30-01-2020 / FOTO: ARANZAZU NAVARRO
Uno de los perros en el centro de protección animal de la Diputación de Zaragoza.
ARANZAZU NAVARRO

Bajas temperaturas durante varios días. Esa ha sido la resaca que ha dejado la borrasca Filomena en varios puntos de Aragón, como en Zaragoza capital. El día de la nevada se pudieron ver perros jugando en la nieve y muchos de ellos abrigados ante el temporal. En las protectoras de animales de la provincia también se pusieron medios para velar por la seguridad de los perros y gatos.

La nieve tiñó el Centro de Protección Animal del Ayuntamiento de Zaragoza. "Unas dos semanas antes de la nevada, en previsión del frío pero sin saber que venía Filomena, compramos unos radiadores eléctricos para los gatos y cuatro cañones de aire caliente a gasoil para los perros", cuenta Alicia Serrano, jefa de la Unidad de Protección Animal. En estas instalaciones municipales viven de 70 a 75 perros y unos 12 o 15 gatos, unas cifras que se mantienen estables, ya que el número de entrada se equivale con el de salidas.

Durante el temporal solo tuvieron una intervención: un perro perdido que pronto fue recuperado por sus propietarios. Además, el día de la nevada dos operarios pudieron llegar al centro con cadenas en sus vehículos, no obstante, la última parte del camino -una cuesta- fue a a pie porque está sin asfaltar. Les alimentaron, medicaron y limpiaron. La borrasca causó daños en el área felina: "Un techo de los gatos cedió, los animales se pusieron a seguro en la parte interior. En ningún momento corrieron peligro". El vallado dañado fue reparado la pasada semana por personal del Ayuntamiento

El antes y después del vallado del centro de protección animal de Zaragoza.
El antes y después del vallado del centro de protección animal de Zaragoza.
Ayuntamiento de Zaragoza

Los trabajadores del Centro de Protección Animal de la Diputación de Zaragoza también velaron por la salud y bienestar de los perros de sus instalaciones. "La labor principal ha consistido en evitar que estos animales sufriesen hipotermia, ya que les puede causar incluso la muerte", según explican los técnicos del centro.

Las mismas fuentes exponen que estos animales no permanecieron a la intemperie y, por lo tanto, no se mojaron, puesto que viven en casetas con tejado. Sin embargo, en vías de garantizar un mayor cuidado, se les ha proveído a todos ellos de mantas para que estén calientes. "Se les ha doblado la dosis de alimentación diaria para que tuviesen energía. Además, a los perros que estaban más débiles se les ha administrado suplementos alimenticios con aditivos para que recuperasen fuerza", explican desde la institución provincial.

Filomena era una situación nueva para este centro que acoge a 20 perros en la actualidad, y donde a lo largo de 2020 se han recogido a 164 canes por toda la provincia. Confiesan que la gran mayoría de ellos "estaban muy asustados", aunque tras el paso de la borrasca los animales se han recuperado “perfectamente” y ya pueden pasear y correr por las instalaciones.

Etiquetas
Comentarios