Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

A diez bajo cero y en medio de la nieve: así fue el arduo rescate nocturno de un pastor en Azuara

El Equipo de Rescate de Montaña Guardia Civil de Tarazona acudió en ayuda de este vecino que quedó aislado tras ir a atender a pie a su ganado a una paridera

Rescate de un pastor en Azuara
Rescate de un pastor en Azuara
Guardia Civil

Ni agua ni luz ni alimentos ni ropa de abrigo ni útiles para encender fuego. Así sorprendió el pasado martes la borrasca Filomena a un pastor de Azuara, que quedó aislado por la nieve en una paridera después de que acudiera, a pie, a atender al ganado.

Fue su hermana la que, en torno a las seis de la tarde, dio el aviso al 062 de la Guardia Civil. Enseguida se decidió desplazar al lugar al Equipo de Rescate de Montaña (EREIM) de Tarazona, que se puso en contacto con ganaderos de la zona a fin de ubicar con la mayor precisión posible el lugar, y con la hermana, quien les proporcionó ropa de abrigo y comida para su familiar en apuros.

Rescate de un pastor en Azuara.
Rescate de un pastor en Azuara.
Guardia Civil

Con todos estos preparativos, la misión comenzó en torno a las 0.00 del miércoles. Apenas 40 minutos después, los agentes del EREIM tuvieron que recurrir a los esquís de montaña: las condiciones fueron muy adversas durante todo el operativo, con fuertes rachas de viento, ventisqueros y una sensación térmica de hasta diez grados bajo cero.

No fue hasta pasadas las 3 de la mañana cuando los agentes lograron acceder al llamado Barranco de la Magadalena, en el término municipal de Azuara, donde hallaron al pastor, de 56 años, agotado, deshidratado y con principio de hipotermia.

Tras darle ropa y alimentos y unas raquetas de nieve, el grupo inició el regreso hasta llegar al lugar donde los agentes tuvieron que dejar el coche, cosa que sucedió en torno a las 6.15. El pastor fue, finalmente, dejado a salvo en su casa y no necesitó asistencia médica.

El hombre se encontraba en una paridera para alimentar el ganador, pero el espesor de la nieve y el frío le impedían regresar a su casa.
Etiquetas
Comentarios