Despliega el menú
Zaragoza

La nieve condiciona el arreglo del camino interior del Galacho de Juslibol

La intervención, que afecta a un tramo de camino de 1425 metros de longitud, ya tuvo que postergarse a mediados de diciembre debido a la crecida del Ebro. Ahora se espera que venga otra subida del nivel del río debido debido a las precipitaciones registradas. 

Vista aérea del Galacho de Juslibol
Vista aérea del Galacho de Juslibol
Ayuntamiento de Zaragoza

La gran cantidad de nieve que la borrasca Filomena ha dejado caer sobre la capital aragonesa ha condicionado el inicio del arreglo del camino interior del Galacho de Juslibol, que debía haber comenzado el mes pasado.

El Servicio de Parques y Jardines e Infraestructuras Verdes del Ayuntamiento de Zaragoza miraba al cielo pendiente de cuándo poder comenzar con las obras, que iban a iniciarse en el mes de diciembre. En aquella ocasión tuvieron que postergarse debido a la crecida del Ebro: “Se iban a empezar antes de la subida del nivel del Ebro, pero con 900 -1000 m3/s el puente ya está cubierto de agua, así que no se puede trabajar”, señalan fuentes municipales.

Tras la crecida llegó el barro y el parón producido por las vacaciones de navidad, por lo que las obras tampoco pudieron iniciarse entonces. La idea, según los técnicos, era haberlas comenzado justo después del día de Reyes, pero la previsión de nieve en cotas muy bajas, confirmada este fin de semana, ya había dejado la pasada semana en el aire la intervención. “Pronto habrá una subida del nivel del Ebro por la precipitación”, explican.

Por este motivo, aseguran que iniciarán el arreglo del camino “cuando sea el momento propicio, previo aviso y siempre en coordinación con la empresa adjudicataria”, Excavaciones Grasa SL. La reparación afectará exclusivamente al el tramo interior del Galacho. Salió a licitación por una cantidad de poco mas de 30.000 euros pero se ha adjudicado por un importe de 23.038,10 euros (IVA incluido), y el plazo de ejecución es de 30 días desde el inicio de las obras.

Según recoge la ficha técnica del proyecto, el conjunto del Galacho de Juslibol, es un espacio inundable y por lo tanto “el estado del camino esta muy condicionado a estos episodios”. Además, tiene “un importante uso público” tanto por el tránsito ciclista como por el peatonal.

Se intervendrá en un tramo de 1.425 metros de longitud y unos 3 metros de ancho. Para adecuar su estado, se llevará a cabo una poda y desbroce de la vegetación para despejar el camino -tanto en anchura como en altura- y facilitar así el paso de la maquinaria de la obra. Posteriormente, se compactará el firme actual y se aportara zahorra artificial, con un espesor de al menos 15 centímetros. De acuerdo con el proyecto, “al tratarse de una obra superficial en un ámbito consolidado no precisa de estudio geotécnico”.

Después se procederá a sellar la capa de rodadura y a la instalación de señalización informativa. También se recolocará un contador de bicicletas y personas con las mismas prestaciones y características que ya tenía el existente.

Cada año, unas 80.000 personas visitan este galacho de más de 100 hectáreas a las puertas Zaragoza. La afluencia llegó incluso a triplicarse durante el confinamiento de la capital aragonesa, ya que muchos ciudadanos aprovecharon para pasear y conocer este y otros espacios naturales del término municipal. 

Etiquetas
Comentarios