Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

El Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén comienza las obras de la calle Ermita

Se prolongarán durante tres meses e incluirán la renovación de las aceras y la calzada y la sustitución de un colector de saneamiento de las aguas residuales y pluviales.

Calle Ermita de La Puebla de Alfindén.
Calle Ermita de La Puebla de Alfindén.
Heraldo

Este lunes han comenzado las obras de mejora de la calle Ermita, en La Puebla de Alfindén. Los trabajos, que han sido adjudicados a la empresa Iberco por un importe de 250.930,07 euros (IVA incluido), incluyen la renovación del pavimento, las aceras y la red de vertido de la vía.

Con esta actuación, el consistorio continúa con las intervenciones iniciadas ya la pasada legislatura para actualizar las calles más antiguas de la localidad. “La calle Ermita es una de ellas. Hicimos un proyecto con nuestros propios medios, la sacamos a licitación y ya se ha firmado el acta de comprobación de replanteo”, explica Ana Isabel Ceamanos, alcaldesa del municipio.

Los trabajos de mejora abarcarán la totalidad de la calle, por lo que mientras se estén llevando a cabo se limitará el paso de vehículos y, por tanto, el acceso a los garajes. “Son todo viviendas unifamiliares, pero muchas de ellas tienen garaje. Tendrán que aparcar en la parte de arriba de la calle, en la que hay una explanada grande, y acercarse a sus casas a pie. Estamos hablando de cien metros, no es un trastorno inasumible”, comenta la alcaldesa.

Las obras, cofinanciadas gracias a una subvención del plan PLUS de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), incluyen la sustitución de aceras y el pavimento de la calzada, así como la mejora de la red de vertido. “Hay varios colectores que cruzan la carretera nacional porque van a desaguar al colector general, que está al otro lado. Con las obras se aumentará la capacidad de desagüe”, añade Ceamanos. Además, al principio de la calle todavía queda parte de una tubería de fibrocemento, un material que los ayuntamientos se esfuerzan en hacer desaparecer.

“Esa calle presenta un problema de cota de nivel de las aguas residuales a la altura del cruce con la carretera. El proyecto incluye crear una nueva ramificación para favorecer la evacuación de aguas residuales de la zona” señala Juan Enfedaque, concejal de Urbanismo, Fomento y Obras.

Desde el consistorio de La Puebla de Alfindén aseguran que no ha habido quejas de vecinos con respecto al estado de conservación de esta vía, pero la administración local considera que necesitaba una intervención. “La calle Ermita va a dar a la fábrica de vidrio Ariño Duglass, y antes de que se construyera un vial en la parte norte, todos los camiones accedían a la factoría a través de ella, por lo que el pavimento sufrió mucho”, señala Ceamanos, que confía en que la actuación pueda estar finalizada en abril. “Si no surge ningún imprevisto, el plazo de ejecución es de tres meses, pero no sabemos con qué nos podemos encontrar”, afirma.

Mejoras en otras dos calles

Además de la intervención en la calle Ermita, el Ayuntamiento tiene previsto mejorar otras dos calles que también presentan un considerable estado de deterioro. La alcaldesa ha asegurado que se actuará para cambiar las acometidas de agua, las aceras y el pavimento de un tramo de la calle Fernando Moliné, que tiene “muchísimo tránsito”. Las obras están en proceso de adjudicación.

La otra calle en la que se prevé intervenir es la calle Piscinas y, aunque en este caso los trámites administrativos no están tan avanzados, la idea del consistorio es que la actuación se pueda llevar a cabo a lo largo de este 2021. “En Fernando Moliné hemos tenido muchos problemas con las redes de saneamiento porque son muy antiguas, y las aceras de la calle Piscinas son minúsculas. Poco a poco las vamos adaptando a la normativa para que sean más anchas y accesibles”, concluye Enfedaque.

Etiquetas
Comentarios