Despliega el menú
Zaragoza

Los bomberos de la DPZ limpian las carreteras de más de 60 municipios de la provincia en una jornada excepcional

El paso de la borrasca Filomena ha dejado intensas nevadas en toda la provincia de Zaragoza, alcanzando e incluso superando los 30 centímetros de espesor en muchas zonas, pero no se han producido incidencias graves. 

El paso de la borrasca Filomena ha dejado intensas nevadas en toda la provincia de Zaragoza, alcanzando e incluso superando los 30 centímetros de espesor en muchas zonas.
El paso de la borrasca Filomena ha dejado intensas nevadas en toda la provincia de Zaragoza, alcanzando e incluso superando los 30 centímetros de espesor en muchas zonas.
Bomberos de la DPZ

Los bomberos de la Diputación de Zaragoza han trabajado a lo largo de este sábado en la limpieza de las carreteras de acceso a más de 60 municipios de la provincia y esperan llegar a una decena más de localidades en lo que queda de día. También han despejado los accesos a polígonos industriales, al hospital Ernest Lluch de Calatayud, a centros de salud y a otras infraestructuras de diferentes municipios, además de socorrer a algunos vehículos atascados en las carreteras por el temporal. Afortunadamente no ha habido que atender incidencias graves.

El paso de la borrasca Filomena ha dejado intensas nevadas en toda la provincia de Zaragoza, alcanzando e incluso superando los 30 centímetros de espesor en muchas zonas. Por ello los bomberos de la DPZ han estado trabajando sin cesar en la retirada de la nieve y el esparcimiento de sal en la red viaria cuya limpieza le corresponde a la institución provincial. Sin embargo, y debido a la persistencia de estas fuertes nevadas, mañana domingo la Diputación de Zaragoza va a tener que volver a limpiar la mayoría de esas carreteras. Asimismo, quedan vías en las que todavía no se ha podido actuar y en las que se irá interviniendo conforme lo permitan las circunstancias. Mañana el operativo se va a reforzar especialmente en la zona de las Cinco Villas.

Los bomberos de la Diputación de Zaragoza han trabajado a lo largo de este sábado en la limpieza de las carreteras de acceso a más de 60 municipios de la provincia y esperan llegar a una decena más de localidades en lo que queda de día. También han despejado los accesos a polígonos industriales, al hospital Ernest Lluch de Calatayud, a centros de salud y a otras infraestructuras de diferentes municipios, además de socorrer a algunos vehículos atascados en las carreteras por el temporal. Afortunadamente no ha habido que atender incidencias graves.

“Es importante subrayar que, debido a la intensidad de la borrasca, el paso de los quitanieves no está dejando totalmente limpias las carreteras, sino que solo permite transitar con ellas a los vehículos preparados para circular con nieve”, destaca el diputado delegado del Servicio Provincial de Extinción de Incendios de la Diputación de Zaragoza, Alfredo Zaldívar. “Por eso queremos recordar a los ciudadanos que eviten cualquier tipo de desplazamiento si no es totalmente imprescindible, pues circular por estas vías con turismos que no estén preparados para la nieve es realmente peligroso con este fuerte temporal”.

El operativo coordinado por los bomberos de la DPZ ha despejado de nieve vías de toda la provincia. En la Ibérica zaragozana se han limpiado carreteras que conectan los municipios de Cetina, Sisamón, Cabolafuente, Ariza, Nombrevilla, Romanos, Monreal de Ariza, Torrehermosa, Alconchel de Ariza, Pozuel de Ariza, Bordalba, Nombrevilla, Romanos, Murero, Manchones, Val de San Martín, Atea, Retascón, Badules, Villadoz, Villarreal de Huerva y Villaroya del Campo.

En cuanto a la zona del Moncayo, se han limpiado vías en los municipios de Torrellas, Los Fayos, Litago, Lituénigo, Santa Cruz del Moncayo, San Martín de la Virgen del Mocayo, Añón de Moncayo, Alcalá de Moncayo, Trasmoz, El Buste, Fréscano, Vera de Moncayo, Malón, Novallas y Los Fayos.

En el centro de la provincia de Zaragoza se han limpiado carreteras en Plenas, Moyuela, Moneva, Letux, Lagata, Azuara, La Puebla de Albortón, Samper del Salz y Almonacid de la Cuba, Almonacid de la Sierra, Almonacid de la Sierra, Cosuenda, Alpartir, Encinacorba y Valmadrid.

En cuanto a la Ribera del Ebro se han realizado labores en Alborge, Alforque, Gelsa, Cinco Olivas y Velilla de Ebro. Además, se está despejando de nieve las carreteras en Pastriz, Pradilla, Boquiñeni, Luceni, Alcalá de Ebro y Cabañas de Ebro.

Además, los bomberos de la DPZ han limpiado también esta mañana los accesos a polígonos de La Almunia y Cariñena y a la planta de PSA en Figueruelas. Asimismo, han despejado el acceso al centro de salud de Cariñena, así como a la empresa Elis de La Almunia, encargada del suministro de material textil y lavandería a hospitales, y el acceso a la cárcel de Daroca (que se ha despejado varias veces). A su vez, los bomberos han auxiliado esta mañana a un camión, que debido al temporal había quedado cruzado en la antigua nacional en la zona de Maribella (Calatayud), a otro camión que se ha atascado a la entrada de La Almunia, y esta tarde, a un autobús de trabajadores de una explotación porcina en la carretera que conecta La Almunia y Alpartir. También, ayer por la noche, limpiaron los accesos al hospital Ernest Luch de Calatayud, actuación que han repetido a lo largo del día de hoy echando sal por las inmediaciones.

Para estas labores los profesionales cuentan con un total de tres máquinas quitanieves propias y tres camiones con cuña, además de otra quitanieves contratada a una empresa privada y una quinta quitanieves de la Comarca Campo de Daroca que se integra en el operativo de la Diputación de Zaragoza. También se ha movilizado al grupo de drones del Servicio Provincial de Extinción de Incendios por si era necesario.

Todos los parques del Servicio Provincial de Extinción de Incendios tienen remesas de sal para esparcir tanto por las carreteras como por las calles y los caminos de los municipios que lo soliciten, y hasta el próximo martes 12 de enero se han reforzado los efectivos disponibles cada día.

Estas actuaciones se están llevando a cabo dentro del operativo especial que los bomberos de la DPZ han preparado para hacer frente a las incidencias que provoque el paso de la borrasca Filomena. Desde mediados de esta semana y a modo de prevención, los bomberos de la Diputación de Zaragoza ya han esparcido y almacenado cerca de 200 toneladas de sal por la provincia.

Etiquetas
Comentarios