Despliega el menú
Zaragoza

La plaza del Pilar estará vallada frente al reloj del Consistorio para evitar cotillones

Las tres capitales reforzarán la presencia policial en sus calles mañana por la tarde. En Teruel se empleará un dron municipal para detectar posibles aglomeraciones.

Nochevieja en la plaza del Pilar de Zaragoza.
Nochevieja en la plaza del Pilar de Zaragoza de 2019: escenas que no podrán repetirse por la pandemia.
Ayuntamiento de Zaragoza

Decenas de vallas impedirán el tránsito peatonal frente al Ayuntamiento de Zaragoza durante la Nochevieja. La bandeja frente al reloj del Consistorio es un punto donde, habitualmente, miles de vecinos de la capital aragonesa se reúnen para celebrar el fin de año, aunque esta reunión popular tendrá que esperar al menos 365 días.

La plaza tendrá, la última noche del año, una presencia excepcional de agentes de las policías Local y Nacional en proporción a ciudadanos de a pie, que a la 1.30 deberán estar ya en sus respectivos hogares. Los dos cuerpos policiales se encargarán de la vigilancia de la zona en un dispositivo conjunto, según indican fuentes del Ayuntamiento y de la Delegación del Gobierno. La Junta Local de Seguridad "ultimaba" este martes los detalles: cuántos efectivos de cada policía habrá desplegados, a qué hora se vallará el perímetro y qué otras medidas se aplicarán para evitar concentraciones y "cotillones improvisados".

También, recuerdan desde el Consistorio, se prorrogará la peatonalización de Independencia y Don Jaime entre las 18.00 y las 21.30 "para mantener el esponjamiento de las calles del centro". Asimismo, "la zona frente a la basílica del Pilar estará, como todas las fiestas, protegida por el belén, por lo que prácticamente estará cerrada toda la plaza", rematan fuentes municipales.

Un dron sobre Teruel

La plaza del Torico de Teruel no cerrará en Nochevieja. Lo mismo ocurrirá con el resto de espacios de la ciudad, que no estarán acotados ni restringidos al tránsito peatonal. Eso sí, se incrementará la presencia policial para multiplicar el efecto disuasorio, sobre todo durante las horas del vermú y del ‘tardeo’, cuando se teme que los grupos de amigos se echen a la calle y, sobre todo, a los bares y terrazas. Además, los agentes de la Policía Local emplearán un dron que acaba de adquirir el Ayuntamiento para detectar por la ciudad posibles aglomeraciones y, en caso de que sea necesario, intervenir para disolverlas.

Tampoco en Huesca se echará el candado a ningún espacio público, aunque sí se reforzará la vigilancia para evitar aglomeraciones en el Coso y en zonas habituales de reunión de jóvenes para hacer botellón.

Etiquetas
Comentarios