Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Los trabajadores del tranvía de Zaragoza mantienen la huelga de enero tras la falta de acuerdo con la empresa

El primer encuentro en el SAMA no sirvió para desconvocar los paros ni la manifestación en coche que ayer recorrió la ciudad para pedir un convenio "justo".

La reunión que han mantenido este martes en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) los representantes de los trabajadores del tranvía de Zaragoza y de la empresa que explota la línea no sirvió para alcanzar un acuerdo con el que desbloquear la huelga, anunciada para el próximo mes de enero. De hecho, las posturas siguieron tan alejadas que ni siquiera se logró desconvocar la manifestación que horas después del encuentro protagonizaron una treintena de coches para reclamar un convenio "justo".

"Hemos presentado una propuesta en la que rebajamos nuestras pretensiones, mientras que ellos han venido con las manos vacías", lamentaba tras el encuentro en el SAMA la presidenta del comité, Pilar Fuentes, del Sindicato Ferroviario. La reunión dio comienzo a las 10.00 y se prolongó durante toda la mañana sin acuerdo. Desde la empresa, por su parte, recordaron el "esfuerzo" que hace al garantizar el mantenimiento de todos los puestos de trabajo "en la actual situación de crisis". "Pese al distanciamiento que hay entre las partes, se mantiene el ánimo de seguir trabajando para lograr un acuerdo", apuntaron fuentes de Tranvías Urbanos de Zaragoza.

Los trabajadores y la empresa llevan año y medio negociando el nuevo convenio colectivo. El comité reclama, entre otras medidas, mejoras salariales, de horario y de formación que, lamentan, no han sido atendidas hasta la fecha. Por eso, la semana pasada anunciaron la convocatoria de paros parciales en el servicio a partir del día 5 de enero y durante un mes. De no desbloquearse el conflicto sería, además, una huelga en hora punta.

En concreto, los paros se producirían de 8.30 a 9.00, de 14.00 a 14.30 y de 19.30 a 20.00 de lunes a viernes. "Solo están dispuestos a subir el salario el IPC y eso no lo vamos a aceptar. Tienen más producción con menos jornadas laborales y ese beneficio tiene que redundar en también en los trabajadores, no solo en la empresa", indicó Fuentes.

Por ello, los trabajadores mantuvieron la manifestación prevista para este martes por la tarde. Una treintena de vehículos recorrieron el eje del trazado del tranvía haciendo sonar sus bocinas y con lemas como ‘Tranvía, atiende, el convenio sigue ausente’ o ‘Trabajadores en lucha por un convenio justo’. La caravana estuvo escoltada por la Policía y causó retenciones puntuales en el centro de la capital. "La ciudadanía tiene que saber lo que está pasando y la empresa tiene que reaccionar", apuntó la presidenta del comité.

Sin margen

De momento, los representantes de los trabajadores se reúnen este miércoles con la concejal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, a la que pedirán que medie en el conflicto, pese a que el Ayuntamiento, habitualmente, no suele interferir de manera oficial en este tipo de disputas laborales. En todo caso, sí podría ponerse encima de la mesa el decreto de servicios mínimos que debería aprobar el Consistorio si no se desconvoca la huelga.

En cambio, la próxima cita con la empresa en el SAMA no tendrá lugar hasta el próximo 4 de enero, es decir, la víspera de la huelga, por lo que las partes se han dejado un escaso margen para desbloquear el conflicto. En este sentido, desde el comité recordaron que la negociación viene de lejos y que los trabajadores estaban dispuestos a seguir negociando hoy mismo.

De consumarse, esta sería la tercera huelga en el servicio del tranvía desde su implantación en 2011 en la capital aragonesa. Tras dos amagos que se solventaron con la negociación de las partes, el primer conflicto laboral que repercutió en el servicio comenzó en marzo de 2018, de nuevo con el convenio colectivo como frente de batalla. Fueron doce jornadas de paros a lo largo de dos meses. El entonces gobierno de ZEC estableció unos servicios mínimos del 50%.

La segunda huelga se planteó en las Fiestas del Pilar de aquel mismo año, en este caso, por el calendario laboral. Los paros se prolongaron durante ocho días y se desconvocaron antes de llegar a un acuerdo con la empresa. Ahora las partes tienen una semana para evitar el tercer conflicto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión