Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

tribunales en zaragoza

"Ni tiré piedras a los policías ni quemé contenedores, pero me lo pasé superbién en el calabozo"

Los cuatro jóvenes antifascistas acusados por los graves disturbios previos a un mitin de Vox en Zaragoza declaran en el juicio que se fueron a casa antes de las cargas policiales. Se enfrentan a penas de 6 años de cárcel. 

Los cuatro acusados, durante el juicio celebrado en la Audiencia de Zaragoza.
Los cuatro acusados, durante el juicio celebrado en la Audiencia de Zaragoza.
José Miguel Marco

 Una grabación de la que hasta ahora nada se sabía y que recoge parte de los graves disturbios que se produjeron la tarde del 17 de enero de 2019 durante la protesta antifascista previa a un mitin de Vox ha estado a punto de forzar este lunes el aplazamiento del juicio contra los cuatro detenidos, para los que se piden penas de prisión de hasta seis años. Así lo pidieron las defensas tras conocer por boca del responsable de seguridad de la Universidad de Zaragoza que existían esas imágenes, prueba que consideran «esencial». Sin embargo, tras un receso para deliberar, la Sección VI de la Audiencia Provincial decidió continuar con la vista –a la que estaban citados una veintena de testigos– y solicitar oficialmente la grabación. Ello impidió que el juicio quedara visto para sentencia, ya que habrá que volver a señalar una segunda sesión para visionar los fotogramas antes de que pase un mes, límite que marca la ley para que la prueba practicada hasta ahora no quede invalidada.

Como era previsible, los cuatro acusados –Francisco Javier A. V., Antonio Daniel L. D., Adrián L. R. e Imad M. B.– reconocieron su participación en la concentración  que se convocó a través de las redes sociales. Sin embargo, todos ellos negaron formar parte del grupo de encapuchados que  protagonizó los actos violentos que obligaron a cargar a los antidisturbios en el entorno del campus universitario de la plaza de San Francisco.

"Los desórdenes los provocó la Policía cuando empezó a fusilar a la gente", declara un acusado

"Ni tiré piedras a los policías ni quemé contenedores, pero acabé detenido y me lo pasé superbién en el calabozo", declaraba este lunes Imad M. B. tras asegurar que solo acudió a la concentración a "observar". Siete policías precisaron asistencia sanitaria tras los altercados, pero el acusado negó haber lesionado a ninguno y les acusó de "pastorear" a los manifestantes hasta el campus . "Los desórdenes los provocó la Policía cuando empezó a fusilar a la gente", dijo. "¿Fusilar? ¿Les dispararon con balas?", le preguntó atónito el presidente del tribunal. "Con pelotas de goma", respondió el investigado, quien habló de "técnicas militares" para sofocar los disturbios y comparó su salida del recinto universitario con la escapada de un "campo ce concentración".

Un rechazo "pacífico"

Bastante más comedidos se mostraron el resto de acusados. Los tres admitieron haber participado en la marcha no autorizada que obligó a cortar el tráfico y el tranvía, pero todos dijeron que abandonaron la protesta en cuanto se recrudecieron las hostilidades. «Yo solo quería mostrar mi rechazo pacífico a Vox.  No estoy de acuerdo con sus políticas, pero emplear la violencia contra ellos solo hubiera servido para darles más protagonismo. Y por eso no lo hice», manifestó Adrián L.R.    «Escuché alguna falta de respeto hacia la Policía y soy consciente de que hubo gente que tiró piedras y provocó incendio. Pero yo no lo hice», dijo Antonio Daniel L.D. En la misma línea, Adrián L. negó ser el convocante de la protesta o ejercer de líder.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión