Despliega el menú
Zaragoza

universidad

Mayoral se impone a Elduque en una ajustada y accidentada votación y repetirá como rector

Los fallos informáticos dificultaron la elección durante unas dos horas en esta segunda vuelta. Los primeros días abordará cómo se evaluará en el primer cuatrimestre y prevé reunirse con la DGA

José Antonio Mayoral, junto a su equipo antes de conocer los resultados.
José Antonio Mayoral, junto a su equipo antes de conocer los resultados.
Guillermo Mestre

José Antonio Mayoral fue este jueves reelegido rector de la Universidad de Zaragoza, en una jornada atípica marcada por los fallos en los servidores informáticos que dificultaron durante parte de la mañana la votación. Con el 54,59% de los votos ponderados se impuso a Ana Isabel Elduque, a pesar de que logró un mayor número de votos –18 más que Mayoral–. Con la "ilusión" y también "cansancio" tras un mes de campaña, el rector del campus público ya piensa en los nuevos retos que debe afrontar. Con deportividad, Elduque le felicitó por el resultado y le brindó su apoyo para afrontar los retos del mandato.

Estipular junto a decanos y directores cómo se desarrollará la evaluación de este cuatrimestre y las clases del próximo es uno de ellos. A él se une la llamada que, hoy a mucho tardar, hará a la consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, para pedir una reunión antes de Navidad, en la que se abordará la financiación del campus. La modificación de los estatutos es otra de las prioridades, incluida en el acuerdo alcanzado con Jesús Santamaría para conseguir su apoyo público.

Fallos técnicos

El proceso electoral comenzó a las 9.00 con el correo electrónico sin funcionar y teniendo que hacer uso de la plataforma alternativa planteada ante la previsión de que, tras una semana con problemas en los diferentes servicios electrónicos, el correo finalmente no estuviera operativo. La página web habilitada, debido a la alta demanda, también se colapsó. Durante la primera hora fue casi imposible ejercer el derecho a voto. Dos horas después del inicio, la Universidad de Zaragoza anunció que el proceso ya funcionaba con normalidad, pero aún así, algunos miembros de la comunidad universitaria criticaron durante buena parte de la mañana los fallos y dificultades encontradas para ejercer su derecho a voto.

Los más de 33.000 electores debían recibir un correo electrónico para identificarse y conseguir la clave para votar, sin embargo, los problemas en este servicio hicieron inviable esta opción. Así lo anunció el campus público desde primera hora de la mañana, dando publicidad a la página web alternativa, a través de la que se conseguirían los credenciales. Una vez superados los trámites relacionados con los servidores universitarios, la parte gestionada por la empresa que desarrolló el proceso (Scytl) funcionó sin incidentes.

"A pesar de que ha habido problemas técnicos, el voto electrónico ha funcionado", recalcó Mayoral, que destacó que a las 10.30 pudo emitir su voto en menos de un minuto. No corrieron la misma suerte otros de los votantes. Elduque destacó que fue "difícil" votar y que a algunos les costó "horas" depositar su sufragio. Pese a ello, recalcó "la lección dada" por los participantes, que han querido dar su opinión. "Estamos contentos con la participación en un día tan caótico", puntualizó.

Menor interés

Finalmente, un total de 5.691 personas emitieron su voto, casi 1.100 menos que el 24 de noviembre. Una bajada que el rector achacó como habitual al tratarse de una segunda vuelta, que se produce tras un mes de campaña electoral y con menos candidatos. No consideró que los problemas de primera hora para conseguir las credenciales de voto influyeran en la emisión final.

La menor participación tampoco afectó por igual a todos los grupos. El profesorado con vinculación permanente fue el que más siguió votando y solo bajó un 4,77%. Una tendencia similar siguió el personal de administración y servicios (PAS), que redujo en un 6,79% su participación. La mayor caída se produjo entre el alumnado, con un 24,81% menos. Estos factores fueron determinantes pues no todos los votos tienen el mismo valor. 

Según los estatutos que rigen las elecciones al Rectorado, el del profesorado se divide en tres sectores. El A, formado por profesores doctores con vinculación permanente en la Universidad, supone el 53% de los votos; el C, que incluye al Personal Docente Investigador (PDI) contratado a tiempo parcial, el 2% y el B, con el resto del PDI, el 14%. Por su parte, las papeletas del personal de administración suponen el 10% y las del alumnado, el 21%. Tras estos resultados y si el día 14 no hay ninguna alegación, Mayoral será proclamado rector.

Etiquetas
Comentarios