Despliega el menú
Zaragoza
#YoComproEnAragón

zaragoza

Control policial y gran afluencia en un fin de semana de compras prenavideñas

Tiendas y bares registraron filas a la entrada y el belén agotó sus pases para todo el puente.

Las compras prenavideñas han llenado este sábado las calles del centro de Zaragoza en el puente de la Constitución más atípico, marcado por el confinamiento perimetral de las tres provincias y la Comunidad y por el cierre de la actividad no esencial a las 20.00. Las horas centrales de la tarde han registrado una gran afluencia a pesar del frío y la amenaza de lluvia. Tanto que para entrar a algunas tiendas o sentarse en según qué terrazas ha habido que hacer fila.

Aunque no ha sido necesario cerrar accesos, un fuerte despliegue policial ha controlado en todo momento los aforos desde el paseo de la Independencia, la plaza de España o la calle de Alfonso I, entre otros puntos. También se han supervisado a vista de dron.

La anécdota de la tarde la ha protagonizado la aurora boreal de la plaza de San Felipe. Las luces de Independencia y la calle de Alfonso I se han encendido en torno a las 17.30, pero el gran manto situado junto al museo Pablo Gargallo, una de las principales novedades de este año, se ha hecho de rogar. Decenas de personas han esperado durante más de una hora en los bancos y las terrazas de la plaza, que no han tardado en llenarse de curiosos, pero el encendido no se ha producido hasta cerca de las 19.45. Fuentes del Ayuntamiento han explicado que el fallo se ha producido al saltar un diferencial, lo que obligó a desplazarse hasta el lugar a un técnico de guardia.

Rut Calzada era una de las personas que ha esperado junto a su pareja y su hijo Aaron. "Hemos estado viendo el árbol de la plaza de Paraíso. Está todo bastante lleno, hay mucha gente, el pequeño está encantado", ha dicho.

Entre los comerciantes, las sensaciones han sido contrapuestas. El vacío de las tiendas de recuerdos ha contrastado con las más de 20 personas que han esperado para comprarse un gofre o sentarse a tomar un chocolate. El cierre a las 20.00 de la actividad no esencial ha hecho que las compras se adelantasen. También ha habido quien, asimilando el horario europeo, ha aprovechado para hacer merienda-cena a eso de las 19.00. Las filas, en todo caso, no han sido exclusivas de la tarde. Han comenzado ya desde primera hora de la mañana. Hasta el Mercado Central se han acercado cientos de clientes para adelantar las compras de Navidad. Muchos lo han hecho, ahora que ha decaído el confinamiento de la capital, desde municipios de alrededor.

Tanta ha sido la afluencia que se han dado momentos de largas filas en el exterior. "Ha habido mucho trabajo, con momentos de aforo completo. La semana en sí ha sido bastante buena", ha explicado José Carlos Gran, presidente de la Asociación de Detallistas del Mercado Central.

"Se ha notado más movimiento que otros sábados. Un pequeño incremento, pero solo pequeño", recalca Andreu. Recuerda el mismo día del año pasado y lamenta que no haya sido igual. "En cualquier caso, sin oleadas de personas", concreta Andreu. Regalos de amigo invisible o detalles para cumpleaños han sido los fuertes de la mañana de este sábado, así como los artículos enfocados al frío.

Raquel Andreu muestra los artículos de Aloi, un comercio de la calle de Alfonso I de Zaragoza.
Raquel Andreu muestra los artículos de Aloi, un comercio de la calle de Alfonso I de Zaragoza.
HA

También ha habido esperas en los principales centros comerciales, limitados al 25% de su capacidad. El acceso a Puerto Venecia ha registrado a última hora retenciones de hasta un kilómetro durante prácticamente una hora y cuarto, según han explicado fuentes de Tráfico.

Dudas con el belén

El belén de la plaza del Pilar, por su parte, ha inaugurado el puente colgando el cartel de ‘completo’. A las 16.00, hora en que han comenzado las visitas, limitadas este año a 29 personas cada 15 minutos, ya había agotado las 2.900 entradas disponibles para estos días.

"Nosotros las reservamos corriendo. Estoy encantada de poder verlo sin gente, aunque es más triste que otros años", ha asegurado Elena Gamo –que ha acudido junto a su familia–, antes de someterse al control de temperatura. A su lado, Elena Fandós ha aprovechado para volver a ver el nacimiento tras haber comido y haber dado una primera vuelta por el centro. "Este año es todo un poco extraño", ha reconocido.

Los ha habido, no obstante, que no han tenido tanta suerte y se han visto obligados a darse media vuelta al comprobar que este año era obligatorio acudir con cita previa. Otro punto especialmente concurrido durante las primeras horas del puente ha sido el paseo de la Independencia, peatonal desde las 18.00 hasta las 21.00. Las nuevas luces congregaron a miles de curiosos. El principal problema fue que, para hacerse la mejor foto, muchos ocuparon las vías del tranvía, que ha seguido circulando con normalidad. Esto ha obligado a los conductores a hacer sonar la campanilla en más de una ocasión para alertar a los viandantes.

Filas en las tiendas de Huesca

"Les damos las gracias a los clientes oscenses porque a pesar del frío que hacía -el termómetro ha caído este sábado por debajo de los cero grados–, han aguantado las colas en la calle para poder comprar". Son palabras de Susana Lacostena, presidenta de la Asociación de Comerciantes de Huesca, quien ha hecho un balance positivo de las ventas de esta primera semana de diciembre en la capital, "porque se ha notado la llegada de compradores de los pueblos del entorno que no habían podido entrar por el confinamiento". De hecho, lamenta que el reciente Black Friday podría haber dejado mejor sabor de boca todavía si se hubiera levantado antes el cierre perimetral.

Lacostena es "optimista" de cara a la Navidad, especialmente por el efecto de los ‘Bonos Impulsa Huesca’ que ha lanzado el Ayuntamiento. Y es que este mes se hará una aportación extra hasta los 80.000 euros en vales descuento y en enero, con el inicio de las rebajas, contarán con una inyección adicional de Endesa de otros 50.000. Con ello, esta campaña habrá generado en seis meses un gasto de más de 1,8 millones de euros en los comercios locales.

Se dispara la venta del comercio un 30% en Teruel

El desconfinamiento perimetral de la ciudad de Teruel le ha sentado bien al comercio, que ha incrementado sus ventas en torno al 30% respecto del sábado pasado, en que la clientela se limitó a la población de la propia capital. Los comerciantes han coincidido en calificar la jornada como muy animada. Aunque se mantiene el cierre provincial y autonómico, los compradores llegados del entorno urbano han incrementado la demanda notablemente.

Rosendo López, propietario de ocho establecimientos en el Centro Histórico, entre ellos varios textiles y de regalos, ha afirmado que el regreso de la clientela de la comarca "se ha notado de forma significativa" en las compras. Ha señalado que el tiempo frío y desapacible no ha desanimado a los clientes, que han aprovecharon para hacer compras navideñas.

Eva Gracia, propietaria de la tienda Pandora de la comercial calle del Tozal, ha dicho que la demanda ha crecido "mucho" respecto a la semana pasada. A su juicio, "la gente tenía ganas de salir, de venir a Teruel y de comprar". Aunque los viandantes han tenido que abrigarse bien para soportar las bajas temperaturas, "el Tozal ha estado muy animado".

Etiquetas
Comentarios