Despliega el menú
Zaragoza

Ocho quioscos, algunos en desuso, de calles y plazas de Zaragoza aumentarán desde verano la hostelería al aire libre

Se trata de espacios de hostelería al aire libre situados en el paseo de la Constitución, el parque Torre Ramona, el parque Delicias, la plaza San Pedro Nolasco, Vadorrey, Tenerías y dos en el parque Pignatelli y se sumarán a los siete que ya fueron adjudicados en primera fase

ElAyuntamiento de Zaragoza ha puesto en marcha un nuevo procedimiento para el concurso de concesión administrativa de otros ocho quioscos, situados en el paseo de la Constitución, el parque Torre Ramona, el parque Delicias, la plaza San Pedro Nolasco,Vadorrey, Tenerías y dos en el parque Pignatelli.

Estos ocho quioscos estaban en desuso o mantenían su actividad con el contrato caducado, ha señalado en declaraciones a los medios la consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca.

Está previsto que entren en funcionamiento en verano "si corren mucho" o ya en otoño y se unirán a los siete que fueron licitados en una primera fase del proyecto de recuperación de los quioscos de Zaragoza.

Estos se ubican en el parque de La Granja, el paseo de Sagasta, el parque Castillo Palomar, el parque Bruil, la avenida de la Ilustración, la plaza de la Armonía y la plaza de los Sitios, que volverán a abrir sus puertas la próxima primavera.

Chueca ha destacado la importancia de estos establecimientos de hostelería ahora que es necesario promover los espacios al aire libre. En cuanto a los pliegos, ha indicado que las condiciones son atractivas, puesto que la primera fase fue un "éxito" de concurrencia, y se centran en que cumplan unas mismas directrices estéticas.

Asimismo, recogen mejoras en los precios para que sean más competitivos y accesibles, actividades culturales y de animación, criterios medioambientales o la oferta de productos saludables para que estos quioscos se adecúen al siglo XXI.

Se propone también la posibilidad de construir pérgolas acristaladas permanentes que permitan la ampliación del espacio para veladores y, además, faciliten su uso en días con peor meteorología.

El calendario de apertura obligatorio será del 1 de marzo a 30 de noviembre, y los horarios serían de domingo a jueves hasta la 1 de la madrugada y viernes, sábados y víspera de festivos hasta las 2 horas.

El plazo de las concesiones será de 20 años no prorrogables y el canon anual oscilará entre los 5.600 y los 23.900 euros, en función de la rentabilidad de cada instalación y de la inversión mínima que se estime necesaria para su puesta en funcionamiento.

Ahora, los licitadores tienen un mes para presentar proyectos para que se inicie el proceso de adjudicación. Mientras tanto, los quioscos de la primera fase están pendientes de las licencias urbanísticas para que puedan empezar a operar en primavera.

La tercera fase incluirá hasta 15 quioscos, entre ellos los del Parque Grande José Antonio Labordeta y otros dedicados a la prensa, la venta de flores y otras actividades.

Etiquetas
Comentarios