Despliega el menú
Zaragoza

coronavirus

Independencia y Don Jaime I serán peatonales de 18.00 a 21.00 durante el puente y se incrementará la vigilancia

El Ayuntamiento de Zaragoza ha elaborado un dispositivo de seguridad que pasa por cerrar temporalmente alguna vía y controlar la afluencia con drones

Continúa el montaje de las luces de Navidad.
Continúa el montaje de las luces de Navidad.
Toni Galán

La capital aragonesa ultima preparativos para garantizar la seguridad ante el coronavirus de cara al próximo puente. El Ayuntamiento de Zaragoza ha elaborado un dispositivo especial para evitar que se produzcan aglomeraciones que pasa, además de por un incremento de la vigilancia con un refuerzo de los agentes en las calles, por peatonalizar el paseo de la Independencia y la calle de Don Jaime I para que los peatones puedan circular por la calzada y esponjar más el espacio. Así lo ha explicado este miércoles la concejal de Infraestructuras, Patricia Cavero (PP), que sobre todo ha pedido "responsabilidad" a los ciudadanos y ha detallado que se trata de un plan "ágil y dinámico" que se irá adaptando a las circunstancias. En concreto, si la afluencia fuera excesiva podrían llegar a cerrarse los accesos de algunas vías, como Alfonso I, de forma temporal hasta que el número de personas se rebajara. 

El dispositivo gira en torno a las luces deNavidad, pues desde el gobierno municipal creen que podrían generar alta expectación y una elevada afluencia, sobre todo en el centro. Además, el puente de la Constitución será el primero sin confinamiento perimetral, lo que también hace prever un alto número de visitantes del resto de la provincia. Para que en Zaragoza no se produzcan imágenes como las que se vieron el fin de semana pasado en ciudades como Madrid o Málaga, que fueron muy criticadas en las redes sociales por la imposibilidad de mantener la distancia interpersonal, se ha optado por anticiparse. En este sentido, Policía Local, Bomberos, Protección Civil y Movilidad han trabajado de manera coordinada para establecer los pasos a seguir. En primer lugar, aunque el alumbrado terminará de instalarse durante la madrugada de este jueves, cuando también se colocará el gran árbol de la plaza de Basilio Paraíso que este año será dos metros más alto, se desconoce cuando se encenderá. De hecho, se hará sin avisar, de manera espontánea, precisamente para evitar un efecto llamada. 

A partir de ahí, el plan del Consistorio gira en torno a dos aspectos principales: ganar espacio para el peatón y controlar que no se producen aglomeraciones para reducir el riesgo de contagios. Sobre todo, se hará especial hincapié entre las 18.00 y las 21.00, las horas que se estima que podrían ser más conflictivas, cuando Independencia y Don Jaime se cortarán al tráfico y se aumentará la vigilancia. Como ya ha ocurrido en otras ocasiones, la circulación de vehículos se tendrá que desviar por vías alternativas, pero se mantendrá el servicio del tranvía. "Hemos pedido que pase a una velocidad más lenta y habrá inspectores en las paradas, desde plaza de Aragón hasta Murallas", ha resumido en este sentido Cavero. 

Desde el aire

Además, habrá patrullas de la Policía Local que controlarán toda la zona, con especial presencia en los accesos a la calle de Alfonso I (desde el Coso y desde la plaza del Pilar). Igualmente, la unidad de drones del Cuerpo de Bomberos, con dos aparatos, supervisará la situación desde el aire. En caso de que, de forma conjunta, se comprobara que existe una afluencia excesiva o peligrosa se podrían cerrar las entradas hasta que el número de personas baje y las vías saturadas se descongestionen. En concreto, se vigilarán especialmente los puntos donde lucirá la nueva decoración navideña: las bandas de estrellas blancas deconstruidas en honor a las víctimas de la covid-19, en Independencia y la aurora boreal, en la plaza de San Felipe. 

En este emplazamiento habrá un dispositivo específico de Protección Civil que organizará el flujo de personas durante las horas de mayor afluencia. Así, se han establecido dos calles de acceso (Torrenueva y Candalija) y tres de salida hacia el Mercado Central (Temple, Gil Berges y Torrenueva). Asimismo, la edil ha pedido a los ciudadanos que no se detengan demasiado tiempo a contemplar las luces, ya que "habrá muchos días y oportunidades", y que eviten pararse en la vía pública o formar corrillos en mitad de las aceras. "Son unas recomendaciones que todos podemos cumplir", ha incidido.

Belén con cita previa

El Belén de la Plaza del Pilar todavía no está terminado, según ha explicado Cavero, pero cuando se abra al público se hará con cita previa desde la página web de Zaragoza Cultural. Asimismo, el Consistorio ha decidido que toda la ornamentación navideña se apagará a las 23.00, cuando comienza el toque de queda.

Etiquetas
Comentarios