Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Debate del estado de la ciudad

Ranera tacha la respuesta de Azcón a la crisis de "insuficiente" y le exige "un cambio de rumbo"

La edil socialista dice que el alcalde "no tiene ideas" y le insta a dejar la "política espectáculo". El regidor acusa a la líder de la oposición de no defender la ciudad, sino a su partido. PSOE, ZEC y Podemos piden ayudas directas y Vox, que se aligere la estructura municipal.

Lola Ranera, al inicio de su intervención. En primer plano, los portavoces de ZEC y Podemos, Pedro Santisteve y Fernando Rivarés.
Lola Ranera, al inicio de su intervención. En primer plano, los portavoces de ZEC y Podemos, Pedro Santisteve y Fernando Rivarés.
José Miguel Marco

Tras el discurso del alcalde, Jorge Azcón, del pasado miércoles, el protagonismo de la segunda jornada del debate sobre el estado de la ciudad era de los portavoces de los grupos. Entre todos ellos, la atención estaba en la socialista Lola Ranera, que se acercó al atril con tres ideas: que las medidas de la coalición PP-Cs para afrontar las crisis de la covid-19 han sido "insuficientes" y que ha llegado la hora de habilitar ayudas directas para los sectores más afectados por la pandemia; que el regidor concibe la política como "espectáculo" con la capital "paralizada" como resultado; y que el gobierno carece de modelo de ciudad, por lo que tendió la mano para activar "un cambio de rumbo". Frente a la crítica, el alcalde salió a la ofensiva y acusó a la socialista de querer "destruir" y de no defender Zaragoza sino a su partido.

El cara a cara de Azcón y Ranera era el principal atractivo de la jornada. La socialista trenzó un discurso en el que quiso reforzar su papel como líder de la oposición frente al resto de los partidos de la izquierda. Sin más concesiones que el consabido llamamiento al pacto (ofreció un acuerdo presupuestario), la portavoz socialista hiló un discurso más duro que propositivo, en el que además de marcar distancias ante el bipartito, hizo una defensa férrea de los gobiernos del PSOE tanto del Estado como en Aragón.

El papel de las ciudades

Por eso realzó la gestión de las administraciones socialistas, que "reorganizan hospitales para disponer de camas uci", mientras el alcalde "diseña peatonalizaciones de quita y pon", hecho que molestó a Azcón, que le acusó de cometer "un tremendo error". "Compara el papel de los ayuntamientos y las comunidades. ¿El papel de las ciudades no ha sido importante? Desprestigia la Policía Local, los Bomberos, los servicios sociales... Critica a los ayuntamientos para defender a Lambán y Sánchez", replicó el alcalde.

Para Ranera, el regidor ha errado en sus prioridades, más pendiente de "la política espectáculo" y de lograr "una foto pintando flechas en el suelo", mientras los ciudadanos se quedaban en sus casas guardando la cuarentena. Pero más allá de lo formal, consideró que el alcalde estaba "superado por la pandemia", que "ha bajado los brazos" y le exigió que tome medidas.

Lola Ranera: "Estamos a tiempo de corregir un gobierno vacío, sin modelo, sin ideas, sin ambición, frívolo y al servicio de un ego personal"

Pidió la habilitación de ayudas directas para pymes y autónomos y citó la necesidad de utilizar los 40 millones de remanente de 2019 para un plan de reconstrucción (el alcalde esgrimió que los informes técnicos le obligan a destinar esos fondos al pago de facturas). Por el camino, deslegitimó los microcréditos y bonificaciones fiscales, para clamar por "una política expansiva de gasto".

Ranera criticó la apuesta por el centro de la ciudad, a su juicio en detrimento de los barrios tradicionales, y le acusó de "potenciar negocios privados", como el hospital de Gómez Laguna. Atacó a Azcón por "externalizar" la atención social mientras daba "un portazo" al cerrar los centros municipales durante la pandemia. Y subrayó el papel de Vox, un partido "fuera del sistema", "nostálgico de la dictadura", "contrario a la igualdad de hombres y mujeres" y "con tintes xenófobos".

"Se parece a Rudi"

Exigió un "cambio de rumbo" que permita poner en marcha un nuevo proyecto de ciudad. "Estamos a tiempo de corregir un gobierno vacío, sin modelo, sin ideas, sin ambición, frívolo y al servicio de un ego personal", zanjó. Ranera dudó de que Azcón deje un legado. "¿Siete calles? Entre Atarés y Rudi se parecerá a Rudi y su legado lo conocemos todos. Será el alcalde de las plazas", afirmó Ranera, que reivindicó la herencia del socialista Belloch y sus proyectos emblemáticos: las riberas, los carriles bici, el tranvía, el Cuarto Cinturón y la Expo.

Aunque respondió en bloque, Azcón, menos envarado que en el primer día, no rehuyó el cuerpo a cuerpo. Rechazó las críticas de autoritarismo, achacó los ataques a sus ‘fotos’ a que a la oposición "no le gusta que esté en la calle" y recordó en su papel en la ‘rebelión’ de los alcaldes. Pidió recursos estatales y anunció que reclamará en el Comité de las Regiones que el 14% de los fondos europeos sea para los ayuntamientos. Y ante la exigencia de ayudas directas, no descartó un "esfuerzo en 2021". "Pero la situación económica es la que es", avanzó.

No se anduvo con contemplaciones con Ranera. "Para hacer oposición se necesita liderazgo, equipo, ideas y trabajar muchísimo. Y señora Ranera, solo le voy a hablar de ideas. ¿Dónde están sus ideas?", dijo. Y habló de Vox. "Pacto con Vox porque tengo que sumar mayoría. Usted pacta con un partido indecente cuando no necesita sus votos. Nunca pactaría con Bildu", dijo.

"No le voy a pasar lo de Bildu"

Ranera mordió el señuelo. "No le voy a pasar lo de Bildu, que diga que Bildu es indecente. Aznar acercó 473 presos al País Vasco, el PP tuvo la presidencia de Navarra en 1991 gracias a la abstención de HB y Maroto, cuando era alcalde de Vitoria, presumía de pactos con Bildu", afirmó. Ante esto, el alcalde le acusó de defender a Bildu. "No me lo esperaba", aseguró. Fue el momento mas tenso.

Sobre tres líneas básicas articuló su discurso el portavoz de ZEC, Pedro Santisteve. Por un lado, afeó al alcalde su falta de transparencia y diálogo. Por otro, criticó la gestión de la crisis, en especial la atención a los más necesitados. Coincidió con Ranera en rechazar el cierre de los centros municipales y la puesta en marcha de la línea 900. "Han optado por un modelo de servicios sociales bajo mínimos, con la externalización y asistencialismo", le acusó. Azcón le recordó el atasco en la tramitación del Ingreso Mínimo, y que en su etapa de alcalde podría haber puesto en marcha una renta básica "y no lo hizo".

Fernando Rivarés: "Abandonan a familias enteras con menores sin alternativa cuando son desahuciadas"

Santisteve reivindicó el legado del gobierno que lideró durante la pasada corporación, en especial, en materia de inversiones: la Imprenta Blasco, el Mercado Central... El actual portavoz de Podemos-Equo, Fernando Rivarés, también ensalzó la herencia que ha recibido Azcón frente a la "política especulativa" y "elitista" que, a su juicio, impulsa PP-Cs. Tanto el portavoz morado como el exalcalde reclamaron un cambio en las políticas de vivienda, con financiación del Banco Europeo de Inversión. "Abandonan a familias enteras con menores sin alternativa cuando son desahuciadas", advirtió Rivarés.

Sin desahucios durante la crisis

El alcalde recogió el guante. "No vamos a desahuciar a nadie como mínimo hasta que acabe el estado de alarma, es de justicia", dijo Azcón, para recordar a continuación que durante el gobierno de ZEC se llevaron a cabo 54 desalojos de viviendas. Se cebó con Rivarés, por sus críticas a la política social, y le recordó que Podemos gobierna en Aragón y que Pablo Iglesias es ministro de Derechos Sociales.

Los tres grupos de la izquierda coincidieron además en rechazar la reconversión de la Lonja para alojar el futuro espacio Goya; denunciaron el incremento del gasto en iluminación navideña de este año de crisis; y lamentaron la evolución del acuerdo por el futuro de Zaragoza. "Es papel mojado", llegó a declarar Ranera.

Acuerdos con Vox

De aquel acuerdo no fue partícipe Vox, cuyo portavoz, Julio Calvo, se centró casi en exclusiva en criticar los sobrecostes en estructuras administrativas, las competencias impropias, los gastos en cooperación al desarrollo e incluso la propia existencia de las comunidades autónomas. Acusó al alcalde de "continuismo" con las políticas de la izquierda y le instó a dar un giro a la derecha. Pero no fue mucho más lejos. "Llevamos un año y cinco meses y no llevamos mal ritmo. El cambio será mayor cuantos más acuerdos tengamos", le respondió Azcón.

Desde la bancada del gobierno, María Navarro (PP) hizo una defensa a ultranza de la labor del alcalde durante este 2020, con especial énfasis en las medidas de apoyo a los más afectados por la crisis, pero sin olvidar la reivindicación de ayudas externas para capear el temporal. Y cargó contra la herencia de la izquierda con crudeza. Sara Fernández (Cs) resaltó la "fortaleza" de la coalición, el acuerdo "ejemplar" por el futuro de la ciudad y la "política útil". A la oposición les reclamó "lealtad" y apoyo, como ha hecho su partido en la DGA. De hecho, citó uno por uno a todos los ediles del gobierno para aplaudir su labor.

Las claves políticas

El PSOE refuerza su perfil de oposición. Tras un año complejo, con la salida de su candidata de 2019 Pilar Alegría, en el debate el PSOE buscó apuntalar su perfil como principal grupo de la oposición y marcar distancias tanto con el gobierno como con ZEC y Podemos.

PP y Cs consolidan su alianza. El acercamiento de Cs a Lambán y la negociación de los presupuestos del Estado daba interés a los gestos entre el PP y la formación naranja. Cerraron filas, con constantes mensajes de apoyo, pese a su diferente relación con Vox.

Vox mantiene el perfil bajo en su relación con el gobierno. Tras la ruptura de Casado y Abascal en la moción a Sánchez, estaba por ver la actitud de Julio Calvo en Zaragoza. Se enredó con su eterno debate de las competencias impropias y fue tibio al cuestionar a Azcón.

El debate lanza la negociación presupuestaria. El contenido del presupuesto de 2021 no ha estado presente en el debate, pero sí las ofertas de pacto entre gobierno y oposición. El lunes está previsto que comience formalmente la negociación.

División en la estrategia contra la pandemia. El debate evidenció que la fase de acuerdo que forjó el pacto por el futuro de Zaragoza, con 286 medidas ante la covid, está superada. Los grupos fijaron estrategias divergentes en la que el entendimiento, de momento, es remoto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión