Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Se buscan familias para perros que llevan más de 5 años en centros de animales

La mayoría son de razas potencialmente peligrosas (PPP). El centro de protección animal de la DPZ ha lanzado la iniciativa. 

Eros es un pasto alemán que fue abandonado y maltratado, y lleva tres años en Movera a la espera de una adopción.
Eros es un pasto alemán que fue abandonado, y lleva tres años en Movera a la espera de una adopción.
Diputación de Zaragoza

Muchos de los perros que actualmente acoge el centro de protección animal de la Diputación de Zaragoza llevan entre tres y cinco años viviendo en las instalaciones. Es el caso de Aria, una perra cruce de 'pit bull' y 'bull terrier' de 7 años, o de Turko, un 'american stanford' de 8. Ambos son perros potencialmente peligrosos que llegaron al centro en 2015 y para los que se necesita licencia. Pero hay otros casos de animales que no son potencialmente peligrosos. El de Eros es uno de los casos más llamativos. Se trata de un pastor alemán de 5 años de edad que lleva 3 de ellos en el centro, desde que lo encontraron abandonado en Nuez de Ebro. Es un perro muy bueno, tanto con personas como con otros perros, pero su adopción está resultando muy difícil porque tiene un problema de displasia de cadera.

La Diputación de Zaragoza busca un hogar para una veintena de perros que llevan hasta cinco años en su centro de protección animal. Se trata de animales potencialmente peligrosos (PPP) para cuya posesión se necesita una licencia, lo que complica y ralentiza su proceso de adopción a pesar del apoyo fundamental que prestan las asociaciones animalistas.

"Estos perros son cruces de razas como 'pit bull', 'bull terrier' o 'american stanford' que llevan entre dos y cinco años en el centro. Su adopción está resultando complicada porque, aunque la gran mayoría de ellos tienen muy buen carácter con las personas, son más impredecibles con otros perros y sobre todo requieren que su propietario tenga licencia de PPP", destaca el diputado delegado del centro de protección animal de la DPZ, Miguel Sanz.

Uno de los animales que busca un hogar en Movera.
Uno de los animales que busca un hogar en Movera.
ARANZAZU NAVARRO

La institución provincial destina cada año alrededor de 320.000 euros a la recogida y el cuidado de los perros sin dueño que aparecen vagando por toda la provincia y consigue encontrarles un dueño prácticamente a todos. "Solo durante 2018 y 2019 este servicio recogió a un total de 503 perros y ha logrado encontrar un hogar para 496, lo que demuestra que el sistema implantado para buscar una familia a todos los perros de nuestro centro sigue funcionando con éxito” subraya Sanz. “De hecho, durante los últimos años la tasa de adopciones del centro ha llegado a índices del 100% en alguna ocasión, pero siempre hay animales a los que no logramos darles salida”.

Uno de los animales que busca un hogar en Movera.

Debido a la situación generada por la crisis del coronavirus, y para garantizar la seguridad de ciudadanos y trabajadores, se han implantado nuevas medias para llevar a cabo las adopciones. Con el objetivo de minimizar el tiempo de estancia del adoptante en el centro de protección animal que la DPZ tiene en Movera, los técnicos facilitan vía telefónica la máxima información posible sobre el animal, así como fotografías y vídeos. Además, en la web de la Diputación de Zaragoza pueden verse algunos de los animales que hay actualmente disponibles en el centro. Los interesados en visitar a los perros deberán concertar cita previa en el teléfono 620 996 790 e ir provistos de mascarilla.

Estos animales llevan más de cinco años en la perrera de Movera.
Estos animales llevan más de cinco años en la perrera de Movera.
ARANZAZU NAVARRO

El covid también ha provocado que tanto las recogidas (126) como las adopciones (135) de este año 2020 estén experimentando un descenso con respecto a años anteriores. Sin embargo, las cifras están totalmente compensadas. "Este año es atípico por la circunstancias actuales del covid, pero igualmente tenemos buenas sensaciones a corto plazo y los ciudadanos siguen visitándonos y adoptando animales", explica Sanz. "No obstante, quiero lanzar un mensaje para rogar la colaboración ciudadana. Si nos ayudan a difundir las adopciones podremos encontrar un hogar para estos animales, ya que algunos de ellos llevan desde el año 2015 años en nuestras instalaciones y necesitan una familia", destaca Sanz.

De las 135 adopciones que se han gestionado este año, 48 han sido realizadas desde el mismo centro por particulares y 87 han sido llevadas a cabo a través de asociaciones y protectoras animalistas, que prestan un apoyo importantísimo a la institución provincial. "Solo en los dos últimos años han colaborado con nuestro centro para encontrar un hogar a más de 300 animales", subraya Sanz.

Las adopciones son gratuitas

Desde el año 2012, no se cobra nada a quienes adoptan uno de los animales que se atienden en el centro. De esta forma se facilita el proceso de adopción dejando claro que la prioridad es fomentar las adopciones responsables y con todos los requisitos legales. Por otra parte, y en seguimiento de la normativa vigente, desde hace años ninguno de los animales es sacrificado, independientemente del tiempo que lleve residiendo en el centro o de las patologías que pueda tener.

Todos los perros que son recogidos por la provincia son tratados por los veterinarios del centro, quienes les realizan una exploración, les curan las posibles enfermedades o heridas que puedan presentar, además de desparasitarles interna y externamente y vacunarles. Una vez dados esos pasos, comienza el proceso de búsqueda de dueños para los perros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión