Despliega el menú
Zaragoza

barrios de zaragoza

Mapas interactivos: una nueva herramienta para el tejido vecinal zaragozano

La Unión Vecinal Cesaraugusta ha publicado un estudio de necesidades por barrios y las ha plasmado en mapas colaborativos con la ayuda del Ayuntamiento de Zaragoza y la Cátedra Territorio, Sociedad y Visualización Geográfica de la Universidad de Zaragoza.

Los vecinos de Delicias señalan la presencia de aceras muy estrechas como las de la calle Ávila.
Los vecinos de Delicias señalan la presencia de aceras muy estrechas como las de la calle Ávila.
L. R:

Gracias a un estudio llevado a cabo por la Unión Vecinal Cesaraugusta a lo largo del año, el consistoriode l en colaboración con la Cátedra Territorio, Sociedad y Visualización Geográfica de la Universidad de Zaragoza, ha creado una serie de mapas interactivos en los que se geolocalizan las necesidades de cada barrio.

Por el momento, los mapas pueden consultarse en la sección ‘Mapas colaborativos’ de la página web del Ayuntamiento de Zaragoza y la idea es que, próximamente, los ciudadanos puedan realizar sus propias aportaciones. “En un futuro, la idea es que sea un mapa abierto y que cualquiera pueda incorporar sus demandas y reivindicaciones”, explica Constancio Navarro, presidente de la Unión Vecinal Cesaraugusta.

El informe realizado recoge información de un total de ocho áreas: iluminación, accesibilidad, señalización, servicios, movilidad, limpieza, medioambiente y otros. La recogida de datos comenzó en febrero, un mes antes de la irrupción de la pandemia, y finalizó en junio, aunque se interrumpió varias semanas debido a las restricciones impuestas por el coronavirus. En ella han participado un total de 27 asociaciones de las 32 que aglutina la Unión Vecinal. Además de sus demandas, los colectivos aportaron imágenes que daban cuenta de los aspectos a mejorar en cada barrio.

“Preocupa sobre todo el tema de la accesibilidad, pero el estudio lo hacen asociaciones que trabajan en un ámbito territorial muy concreto, así que sus necesidades son muy particulares”, comenta Navarro sobre las reivindicaciones recogidas en el informe. Y es que, las cuestiones relacionadas con las barreras arquitectónicas, la movilidad, y el medioambiente fueron mencionadas hasta por 22 asociaciones. Por detrás destacan otros aspectos como la limpieza o los equipamientos.

Concretamente, en sectores como el Actur se señala la escasa iluminación de zonas como la calle Valero Julián Ripol Urbano debido a la falta de poda del arbolado. En Casablanca, reclaman el asfaltado del camino de los Herederos, mientras que en el Casco Histórico advierten de la acumulación de suciedad en calles como Conde Aranda o Predicadores.

En el distrito de Delicias critican la presencia de aceras muy estrechas como las de la calle Ávila y el mal estado de otras, como en la calle Santander y en la avenida de Navarra. Los representantes vecinales de La Almozara han señalado la falta de estacionamientos públicos en el barrio, y los de Juslibol, la ausencia de iluminación en varias zonas del vecindario. Estas son solo algunas de las reivindicaciones que pueden consultarse en los mapas interactivos, ya que en el estudio también han participado asociaciones de Oliver, Valdefierro, Miralbueno, Torrero-La Paz, Universidad, Casetas, Garrapinillos, La Cartuja, Monzalbarba y Venta del Olivar.

“Se trata de que los vecinos obtengan una respuesta”

Los impulsores del estudio aseguran que ha sido concebido como “una herramienta más de comunicación entre vecinos, asociaciones y Ayuntamiento”. Mediante esta nueva herramienta, la Unión Vecinal pretende llevar los mecanismos de participación tradicionales un paso más allá. “Lo habitual es participar a través de las Juntas de Distrito y sus Comisiones o a través de la pestaña de quejas y sugerencias de la web del Ayuntamiento”, añade Navarro. Unas opciones que, aunque eficaces, tardan demasiado en surtir efecto. “Con suerte, y en el mejor de los casos, al cabo de mucho tiempo se recibe una contestación.

Los mapas que se han generado a través de las respuestas de los colectivos consultados servirán para que la administración tome nota y tenga, en todo momento, una fotografía de lo que sucede en la ciudad. “El Ayuntamiento tendrá un diagnóstico de cómo está Zaragoza con respecto a esas ocho áreas”, señala el portavoz de la Unión Vecinal, que cree que “se trata de que lo tengan en cuenta y los vecinos obtengan una respuesta”.

Etiquetas
Comentarios