Despliega el menú
Zaragoza

ayuntamiento de zaragoza

La oficina de violencia doméstica que impulsó Vox recibe 25 consultas en un mes

PSOE, ZEC y Podemos cargan contra la formación de extrema derecha por pedir la dimisión de la edil de Igualdad

Presentación de la campaña de concienciación contra la violencia de género.
La concejal de Igualdad, María Antoñanzas.
Ayto.

La oficina de violencia doméstica que puso en marcha el gobierno PP-Cs a petición de Vox ha cumplido ya un mes de andadura. Y lo hace igual que llegó: envuelta en polémica. Los grupos de la izquierda volvieron ayer, durante la comisión de Acción Social, a poner en entredicho la utilidad de este organismo, que en octubre recibió un total de 25 consultas, frente a las 80 que de media suelen llegar a laCasa de la Mujer. No obstante, el verdadero protagonista del debate fue el conflicto suscitado el día anterior por parte de la formación de extrema derecha, que pidió la dimisión de la concejala de Igualdad, María Antoñanzas.

Según fuentes municipales, de las 25 llamadas que atendieron los trabajadores de la oficina de violencia doméstica durante el primer mes, 9 estaban relacionadas con otros asuntos. En concreto, tres de ellas respondían a conflictos de carácter vecinal, mientras que las otras seis eran casos de violencia de género. Antoñanzas, tras una pregunta formulada por Podemos-Equo, consideró que todavía es pronto para hacer una valoración definitiva de los resultados. "Es un servicio de nueva creación y hace falta que la gente lo conozca", apuntó la edil, que además aseguro que se está haciendo un "seguimiento continuado" y se está "en contacto directo" con sus responsables. "De momento está teniendo una buena aceptación", sentenció.

Pese a las críticas que profirió contra ella el miércoles la concejal de Vox Carmen Rouco por utilizar el término violencia de género en la campaña de concienciación del 25-N (Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer), María Antoñanzas respaldó la oficina. "Que el Ayuntamiento tenga un recurso nuevo en beneficio de toda la ciudadanía es muy importante para este gobierno", enfatizó.

Desde la izquierda condenaron las palabras de Rouco y transmitieron su respaldo y "solidaridad" a la responsable de Igualdad –como ya hizo el mismo miércoles el concejal de Acción Social, Ángel Lorén (PP)–, pero también le pidieron reflexión. Por parte del PSOE, María Ángeles Ortiz aseguró que se quedaron "perplejos" tras las, a su juicio, "lamentables" declaraciones del grupo de extrema derecha y pidió a la coalición PP-Cs que sean "contundentes" en la lucha contra esta lacra y no se dejen llevar por el "chantaje ideológico" de Vox de cara a la aprobación de los presupuestos. Sobre esto Antoñanzas fue clara: "Los presupuestos se negocian pero la violencia de género no es un cromo".

Asimismo, Luisa Broto (ZEC) le recordó que es "responsable" de que las políticas de igualdad salgan adelante, pero que todavía hay "margen de maniobra". Mientras, la edil de la formación morada Amparo Bella fue especialmente crítica con la nueva oficina. Opinó que es "innecesaria, duplica servicios" y que "trata de ocultar la violencia machista".

De las llamadas atendidas por la oficina, la mayoría tenían que ver con casos de maltrato psicológico (9) o eran únicamente para solicitar información (5). Además, cinco personas fueron redirigidas a los servicios judiciales y cinco, a los servicios sociales. En cuanto al perfil de los usuarios, por ahora la mayoría corresponden al tramo de edad comprendido entre los 40 y 44 años y el 90% son de origen español.

25.000 euros más a Fogaral

Por otra parte, Antoñanzas anunció que el Ayuntamiento ha aumentado en 25.000 euros la cantidad destinada al centro Fogaral de Cáritas para atender a las mujeres que ejercen la prostitución o son víctimas de trata con fines de explotación sexual. En concreto, el convenio se firma cada año por un importe de 16.510 euros, y tiene el objetivo de prestar atención psicosocial a las usuarias para lograr su reinserción en la sociedad.

Etiquetas
Comentarios