Despliega el menú
Zaragoza

Gastronomía

Innovar y prevenir la obesidad, ejes de una alimentación más saludable

La industria y los investigadores trabajan para trasladar la dieta mediterránea a los menores, al tiempo que se innova en la reutilización de subproductos.

Inauguración del VI Congreso de Gastronomía y Salud de HERALDO.
Pedro Prieto, durante su intervención en el VI Congreso de Gastronomía y Salud de HERALDO.
TONI GALAN

Las primerias ponencias científicas y divulgativas del VI Congreso de Gastronomía & Salud organizado por HERALDO han abordado aspectos muy variados. El doctor en Medicina Luis Moreno, experto en el campo de la nutrición infantil, obesidad y arterioesclerosis, ha ofrecido una interesante visión sobre la promoción del estilo de vida mediterráneo.

En concreto, se ha centrado en el proyecto MedKids, que busca prevenir la obesidad en edades tempranas fomentando una alimentación saludable. El punto de partida de esta investigación es un dato preocupante. “Los últimos estudios apuntan a que en España el 40% de los niños con edades entre los 6 y los 9 años tienen sobrepeso u obesidad, lo que supone un problema de salud muy importante”, ha asegurado.

MedKids nace para intentar resolver esta situación “tomando como base productos habituales de la dieta mediterránea ofreciéndolos de forma atractiva a niños y jóvenes”. Para ello, varias empresas y centros de investigación están colaborando, de forma que estos últimos asesoran sobre las características de los alimentos y las empresas trabajan para incorporar a la dieta frutas y verduras, pescado, pan o aceite de forma atractiva.

El doctor Luis Moreno ha explicado que en este proyecto participan seis empresas “y hasta 2023 no habrá concluido el trabajo para conseguir una cesta común con esos alimentos saludables”. En la investigación colaboran empresas de toda España. En el caso de Zaragoza, por ejemplo, Panishop busca mejorar las características del pan y los productos de panadería “aprovechando la calidad de las harinas y los cereales que se emplean”.

Centrándose en el trabajo de Panishop, ha explicado que “ya se han desarrollado tres tipos de panes mejorados: de avena integral 20%, integral 50% de trigo duro y pan de lenteja 20%”. En cuanto a la bollería, ha señalado, “se ha desarrollado un bollo de algarroba que ha disminuido mucho las grasas saturadas aumentando en más del 80% la presencia de fibra”.

Innovación

A continuación, el director general de la empresa Be Food Lab, Pedro Prieto, que trabaja en la innovación alimentaria, ha ofrecido una ponencia con el sugerente título 'Innovación con el cubo de basura'. “Debemos resetear y pensar como consumidores que muchos de los subproductos que tiramos a la basura pueden tener una segunda vida”, ha apuntado.

En este sentido, ha puesto ejemplos que la industria alimentaria ya está llevando a la práctica como las cortezas de pan de molde para hacer cervezas; la utilización de hojas de cactus para elaborar tortitas; las bebidas naturales que se consiguen a partir de huesos de aguacate o los tejidos que se diseñan con las cáscaras de la piña.

Estas innovaciones, ha señalado Pedro Prieto, también tienen su aplicación en la industria farmacéutica. “Las pieles de la fruta y las hojas de muchas verduras, que habitualmente desechamos, tienen más vitaminas y minerales que lo que nos comemos, y esta industria está trabajando mucho en su reutilización”.

Mirando al futuro, Pedro Prieto ha insistido en la idea de “innovar en base a claves de sostenibilidad incorporando las partes gastronómica, nutricional e investigadora para un empleo más sostenible de los alimentos y los subproductos, y de esta forma poder generar nuevos modelos de negocio”.

En este sentido, ha concluido que “la pandemia del coronavirus tiene que servir de catalizadora de la innovación a la hora de modificar hábitos y formas de actuar con los que estábamos muy cómodos”.

Etiquetas
Comentarios