Despliega el menú
Zaragoza

Un ‘boom’ inmobiliario de cinco casas en Trasmoz: "Aquí hay calidad de vida"

El Ayuntamiento lleva desde 2017 ejerciendo de agente inmobiliario y cuenta con una bolsa de inmuebles y terrenos para atraer a nuevos vecinos. En los últimos tres meses ha vendido 5 viviendas.

Alicia Suárez ha decidido afincarse en el pueblo de Trasmoz con su pareja, Sergio Arcega, y sus dos hijas.
Alicia Suárez ha decidido afincarse en el pueblo de Trasmoz con su pareja, Sergio Arcega, y sus dos hijas
Heraldo.es

En abril de 2017, el Ayuntamiento de Trasmoz decidió convertirse en un singular agente inmobiliario para intentar frenar el deterioro del entorno rural y paliar a la vez la despoblación. Con este doble objetivo se lanzó a jugar el papel de intermediario entre los propietarios que venden viviendas y terrenos en este pueblo de la comarca de Tarazona y el Moncayo y aquellas personas que están interesadas en adquirir un inmueble en la localidad.

Desde entonces se han vendido media docena de casas, pero en los últimos tres meses ha vivido su particular ‘boom’ inmobiliario con la adquisición de cinco fincas. Los compradores son de Tudela, Zaragoza y Barcelona.

"Para un pueblo con un padrón de 89 vecinos, de las que de manera fija viven en invierno medio centenar, supone todo un éxito. Sobre todo porque una de las familias, con dos niños, ha fijado aquí su residencia y otra, con tres hijos, será fija los fines de semana, lo que va a darnos mucha vida", explica el alcalde del municipio, Jesús Andía (PP). Antes de que el coronavirus paralizara la vida de todos, los sábados y domingos acogía a 150 personas, una cifra que en los meses de verano podía llegar al medio millar.

La pandemia ha atraído a gente

Para el primer regidor está claro que la pandemiaha impulsado el atractivo del mundo rural y son muchas las personas que buscan tranquilidad, espacios abiertos y menos riesgo de contagio de coronavirus. Otra de las claves, asegura Andía, es el precio de las viviendas, que van desde los 18.000 euros hasta los 53.000 euros la más cara, un unifamiliar de 130 metros cuadrados a estrenar.

Contar con una buena conexión a internet es otro de los requisitos que primero demandan los nuevos pobladores, aunque solo busquen una segunda residencia en la localidad.

"Tenemos ADSL y wifi, y la fibra óptica pasa por debajo del pueblo. Si no contamos con ella es porque hasta ahora no ha habido demanda", explica el alcalde, para acto seguido añadir que "si mañana se presenta una empresa o unos emprendedores que la necesitan para implantarse aquí nunca se la negaríamos", insiste.

En la página web del Ayuntamiento, www.trasmoz.es, se puede visitar el portal inmobiliario en el que se informa sobre casas, corrales y casetas que se ofertan. Los parroquianos que se acercan al bar también tienen a su disposición un catálogo. En cualquier caso, las personas interesadas pueden informarse directamente llamando al teléfono del Ayuntamiento o enviando un correo electrónico.

Actualmente, asegura Andía, quedan por vender tres pisos nuevos, parte de una promoción que no se llegó a liquidar en su totalidad, y dos casas para rehabilitar. Además de un terreno municipal de 120 metros cuadrados, con agua y luz, por el que el Consistorio pide 2.800 euros. También dispone de una vivienda en alquiler.

Parquin de autocaravanas

El alcalde de Trasmoz desde hace cinco años tiene claro que el presente y el futuro de esta pequeña población pasa por el turismo, con las figuras de los Bécquer y la historia de las brujas como polos de atracción para los visitantes.

En este sentido, uno de los proyectos que tiene en marcha el Ayuntamiento es un parquin de autocaravanas ubicado en la entrada del casco urbano con capacidad para 12 de estos vehículos de viaje y con zona de césped que estará listo, según las previsiones del alcalde, para fin de año. La inversión rondará los 30.000 euros, que se van a financiar con remanentes del Ayuntamiento y una ayuda de la Diputación de Zaragoza.

"Aquí hay calidad de vida"

Hace año y medio Alicia Suárez y Sergio Arcega, de 29 y 33 años, respectivamente, dieron el salto de Barcelona a Trasmoz con sus dos hijas. "Nuestro sueño siempre había sido vivir en un pueblo. Mi pareja veranea aquí desde siempre en casa de su familia y yo después con él. En una de estas estancias, cuando la pequeña tenía un mes, me preguntó si vendría a vivir aquí. Y dicho y hecho", recuerda Alicia.

Asegura que fue casi "de película" porque Sergio empezó a mandar currículos y a los pocos días ya tenía la entrevista de trabajo en la ITV de Tarazona, en la que sigue empleado. Dejó su puesto de administrativo en la Ciudad Condal y ella, educadora infantil, decidió seguir cuidando a las pequeñas "en un ambiente de libertad".

Durante la peor parte de la pandemia agradecieron vivir en el medio rural, sobre todo por Mía, de casi 4 años y Candela, de uno. Decidieron buscar su propia casa, ya que ahora residen en la del padre de Sergio. Y aunque estuvieron mirando por la zona apostaron por quedarse en Trasmoz, donde se sienten "muy bien acogidos". Han invertido 28.000 euros en la compra de la casa y se plantean un año por delante para rehabilitarla. "Hemos decidido no estresarnos y disfrutar del proceso", señala.

Alicia valora que las pequeñas pueden "jugar en la calle" y que Mía acuda cada día en transporte al colegio de Tarazona y su padre pueda recogerla al mediodía para volver a comer a casa. Si tienen ganas de ciudad están "a tiro de piedra" Zaragoza, Tarazona y Tudela y en Trasmoz han encontrado el ambiente y los servicios que necesitan. El único pero es que no tiene carné de conducir, pero sabe que si surge un imprevisto "le podría pedir ayuda a más de un vecino para ir a un sitio u otro". "Esto es calidad de vida", afirma.

La actualidad de la covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios