Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

Aragón Despierta denuncia el "progresivo abandono" del Teatro Fleta

La asociación demanda una solución definitiva para el inmueble, propiedad del Gobierno de Aragón desde el año 1998.

Estado actual del Teatro Fleta
Estado actual del Teatro Fleta
L. R.

El Teatro Fleta, construido entre los años 1954 y 1955 por el arquitecto José Yarza y García, continúa en pie a duras penas en uno de los espacios más céntricos de la ciudad. La avenida de César Augusto sigue albergándolo a pesar de haber cerrado sus puertas hace más de dos décadas, aunque el deterioro que sufre el inmueble es cada vez más evidente.

Lejos queda el esplendor de sus primeros años, en los que fue un auténtico icono de Zaragoza tanto por su ferviente actividad como por su singular arquitectura racionalista. Por este motivo, la asociación Aragón Despierta se niega a renunciar a esta herencia patrimonial y reclama a la administración que defina unos nuevos usos que devuelvan la vida a este inmueble, propiedad del Gobierno de Aragón desde el año 1998.

“Hemos hablado con asociaciones como Apudepa y otros colectivos y se han hecho infinidad de solicitudes a la DGA. Obtenemos buenas palabras, pero no hay concreción” lamenta Lorenzo Gastón, secretario de la plataforma Aragón Despierta. La entidad ha denunciado en reiteradas ocasiones el estado "de abandono y progresivo deterioro" que sufre el edificio, en desuso desde 1999. “Basta con pasear por ahí para ver en qué estado está. Hace unos años se retiró el andamio que tapaba sus vergüenzas y ahora solo queda el armazón”, comenta Gastón.

"Hace unos años se retiró el andamio que tapaba sus vergüenzas y ahora solo queda el armazón"

El Teatro Fleta fue catalogado como edificio de interés arquitectónico en 1986 y en 1996 fue incluido en el registro de la Fundación Docomomo Ibérico como una de las cinco obras más importantes del Movimiento Moderno en Aragón, aunque eso no ha evitado que caiga en el olvido y que todos los intentos por revitalizarlo hayan sido en vano. En el año 2000 se convocó un concurso de ideas para rehabilitarlo que ganó el arquitecto Basilio Tobías, aunque las obras se paralizaron en 2003 ante la imposibilidad de seguir llevándolas a cabo.

La DGA baraja "distintas formas de actuación"

"Es una gran cicatriz en la ciudad. Se ha reformado el antiguo hotel Corona de Aragón, la plaza Salamero también se va a renovar... Toda la zona ha tenido un lavado de cara, pero mantener el teatro así es vergonzoso", consideran desde Aragón Despierta, que trabaja para desencallar una situación que se extiende ya demasiado tiempo. "Queremos que se invierta dinero pero con vistas a un futuro uso y más allá del simple mantenimiento que necesita", añaden.

La asociación ha solicitado una reunión con Patrimonio para "colaborar, intentar fomentar un concurso de idea y definir posibles usos para este espacio", aunque reconocen que será costoso. Preguntados por este asunto, desde la DGA se han limitado a manifestar que se están barajando "distintas formas de actuación", aunque no han concretado ninguna de ellas.

Para José Luis Rivas, vicepresidente de la Asociación de Vecinos Las Cuatro Plazas y expresidente de la Unión Vecinal Cesaraugusta, es "un auténtico despropósito" que el teatro lleve tantos años así. "Es una ruina. Da una sensación de abandono tremenda y cuando se tiene un patrimonio lo que hay que hacer es cuidarlo", afirma.

Rivas asegura que la imagen para los vecinos "no es agradable", pero tampoco para los visitantes. "En frente tiene uno de los mejores hoteles de la ciudad. ¿Qué imagen estamos dando a los turistas?", se pregunta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión