Despliega el menú
Zaragoza

aragón

La fiscal acusa de tentativa de homicidio al vecino de Alagón implicado en una pelea

Los médicos forenses consideran que la víctima podría haber fallecido por el apuñalamiento de no ser por los servicios sanitarios.

Los tres acusados, durante el juicio celebrado en la Audiencia de Zaragoza.
Los tres acusados, durante el juicio celebrado en la Audiencia de Zaragoza.
HA

«La zona donde recibió la puñalada es de altísimo riesgo vital. Penetró en el tórax, causó una laceración pulmonar y llegó a tocar el pericardio. Si esa herida no hubiera sido atendida médicamente, habría podido morir». Esta explicación dada por los médicos forenses fue la que hizo cambiar a la fiscal de criterio y acusar a Eloy O. G. de un delito de tentativa de homicidio en vez de lesiones agravadas. La pena que solicita para él es la misma en ambos casos, tres años de prisión. Pero entiende que la calificación correcta es la de homicidio frustrado.

Así lo aprecia también la acusación particular, a cargo del letrado Mariano Bonías, que pide para él seis años de cárcel. No opina lo mismo la defensa, ejercida por la abogada Carmen Alquézar, que reclama la absolución para su cliente alegando que no hay ni una prueba ni un testigo que lo viera con un cuchillo en la mano o agrediendo a Raúl V. O., que fue quien resultó herido por arma blanca. Sí que considera que fue este último quien luxó el hombro de Eloy O., por lo que pide para él tres años de prisión.

Lo cierto es que los dos acusados, junto con un tercer encausado José Luis L. H., amigo de Eloy O. y que se enfrenta a una pena dos meses de multa, se vieron involucrados en una pelea en el bar Abocados de Alagón. Ocurrió el 3 de septiembre de 2017 y la bronca que se montó fue producto de un enfrentamiento que habían tenido un día antes Eloy O. y Raúl V. Este acusaba al anterior de haberle rajado las ruedas de su coche y quemado un asiento, además de amenazarlo, y ese día lo iba buscando para pedirle explicaciones. La fiscal considera probado que Raúl V. y dos amigos suyos entraron en el bar tirando las consumiciones de los clientes y se dirigieron hacia Eloy O., que estaba con su novia.

A partir de ese instante se montó una trifulca considerable y Raúl V. terminó con un pinchazo en el tórax, y Eloy O. G., con una luxación de hombro. Este fue acusado de causar la herida con arma blanca aunque, como dijo su abogada, nadie lo vio con un cuchillo. Tampoco llevaba sangre en la camiseta, como sí sucedía con varios de los presentes en la pelea. El cuchillo no fue encontrado y la letrada planteó la posibilidad de que se hiriera con uno de los cristales del suelo, algo que los forenses dijeron que era «posible», pero no «probable».

Etiquetas
Comentarios