Despliega el menú
Zaragoza

La perforación del trasvase para Mularroya se inicia el 11 de noviembre

Estos días se ultima la instalación de la tuneladora que llevará cabo las obras a lo largo de unos 26 meses. Los regantes respaldan la actuación y varios colectivos piden que se paralice

El consorcio entre Acciona y Sacyr, con la asistencia técnica de Typsa y Geocisa, ultima estos días la puesta en marcha, para el 11 de noviembre, de la tuneladora que perforará durante los próximos 26 meses la galería para trasvasar agua entre el azud proyectado en las hoces del Jalón y el recuenco del río Grío que contribuirá al llenado del embalse de Mularroya. Según la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), ya se han horadado de forma convencional 60 metros de lo que será la desembocadura y por donde entrará la máquina.

Así, el paso subterráneo recorre 12,6 kilómetros atravesando los términos de Calatayud, Paracuellos de la Ribera, El Frasno y Morata de Jalón, con una capacidad de 8 metros cúbicos por segundo. Tendrá un diámetro interior de 2,9 metros, pero la excavación abarcará hasta los 3,35 contando la colocación de las dovelas que conforman la canalización y los componentes para impermeabilizarla.

La cabeza en sí, una máquina reacondicionada de escudo simple, tiene una longitud de 11 metros, a lo que se añaden 130 metros de plataforma a su zaga para transformadores, sistemas de ventilación y la cinta para evacuar lo excavado.

En lo que se refiere al azud, que implica construir una presa de 23 metros de altura en Embid y con una capacidad de 1,26 hectómetros, la CHE recuerda que primero es necesario ejecutar las medidas compensatorias incluidas en la nueva declaración de impacto ambiental. Ya se está llevando a cabo la adaptación de líneas eléctricas particulares y de empresas y el seguimiento a las colonias de murciélagos y algunas especies de la avifauna del entorno.

Sin embargo, queda por licitar la creación de una nueva superficie de ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) que implica construir cebaderos, charcas naturalizadas para quirópteros y proteger seis cuevas en las provincias de Huesca, Teruel, Guadalajara y Zaragoza.

Respaldo y oposición

Los colectivos de regantes dan su respaldo a la actuación. Desde la Junta Central del Jalón, su presidente, Jesús Ángel Lamuela, esgrime como principal argumento para avalar la obra que el funcionamiento del embalse "garantizaría el uso del agua casi al 90% al año", ya que ahora se está "en un 55%, con lo que no se puede garantizar ninguna inversión". "No se puede invertir, que cada vez se necesita más, sin tener garantizada el agua, y eso lo hacen los embalses y en menor medida las balsas", puntualiza. "Ahora vemos pasar el agua durante el invierno y no hay capacidad para guardarla con vistas al verano", se lamenta.

Por ello, Lamuela considera que esta es la única forma para que "el agricultor se pueda defender". "Si queremos que se mantengan los jóvenes en los pueblos, tienen que tener una superficie garantizada para agricultura o si no se tendrán que ir", defiende. Al mismo tiempo, plantea intervenciones también en la cabecera del Jalón y confía en la puesta en servicio de Mularroya y Lechago.

Por el contrario, tres plataformas de la zona, Jalón Vivo, La Sabina y Mularroya no pas, han iniciado una campaña que reclama la paralización de la excavación bajo el lema ‘Parar la tuneladora del río Jalón’. "Pedimos que se detenga de forma cautelar, porque se trata de una aberración. Va a suponer que nueve pueblos de la margen izquierda del Jalón se queden secos, porque ya hay problemas de caudales, además de que se desconoce el coste y dónde estarán las hectáreas nuevas de riego", indica Javier Traín, que también carga contra el "oscurantismo" del proyecto.

"La Confederación, como ya demostró con la declaración de impacto ambiental, sigue una política de hechos consumados y hay que recordar que se declaró ilegal el anteproyecto, el proyecto y la DIA (Declaración de Impacto Ambiental", insiste Manuel Mercado, de Jalón Vivo. Así, también apunta a "incumplimientos respecto al tema ecológico en cuanto a las especies protegidas, animales y vegetales".

Las obras del proyecto, que arrancaron en 2008, se paralizaron al declararse ilegal su estudio de impacto ambiental en 2013 y se retomaron con uno nuevo en 2016. Tienen un plazo estimado de ejecución que se prolonga hasta noviembre de 2022.

En julio del año pasado se dio por implantada la fase 1 del plan de emergencia, que incluye la instalación de las sirenas, y está pendiente la entrega de la variante de la Nacional IIa, según la CHE, al faltar la reposición de la instalación de fibra óptica. Por su parte, las expropiaciones en Embid ya se han llevado a cabo.

El coste total del embalse de Mularroya, presupuestado inicialmente en 129 millones de euros, supera finalmente los 154,7. Por su parte, el grado de ejecución total en la actualidad es del 68%, según la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Etiquetas
Comentarios