Despliega el menú
Zaragoza

Infraestructuras prueba un nuevo pavimento flexible que podría sustituir al adoquinado de piedra

El Ayuntamiento de Zaragoza ha instalado en el acceso a la calle San Miguel un nuevo pavimento flexible en sustitución del adoquinado de piedra natural.

BALDOSAS C/ SANMIGUEL / 16-03-05 / FOTO: JUAN CARLOS ARCOS 74AC0313.jpg
Un tramo de la céntrica calle de San Miguel en el que coinciden varios diseños.
Heraldo.es

El área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Zaragoza ha instalado en el acceso a la calle San Miguel un nuevo pavimento flexible en sustitución del adoquinado de piedra natural. Se trata de una prueba piloto que busca comprobar el comportamiento de este material en un zona con intenso tráfico en la que el adoquinado tradicional se deteriora rápidamente.

El objetivo es poder utilizar alternativas más duraderas que permitan reducir los costes de conservación.

El nuevo pavimento está formado por losetas de metacrilato. Estéticamente imitan al granito y la piedra de Calatorao, lo que permite mantener la uniformidad con el resto de la calle. La diferencia es que son flexibles, no rígidas como el adoquinado, y admiten las deformaciones que se producen al pasar los vehículos y presionar sobre ellas. En este sentido sus prestaciones mecánicas son parecidas a las del asfalto. Además las losetas van colocadas sobre unas resinas que actúan como adhesivo y como impermeabilizante, evitando también que pueda filtrarse agua.

Esta prueba piloto busca dar solución al deterioro que sufre el adoquinado instalado en calles con tráfico rodado. La presión de los vehículos hace que se acaben moviendo y que el agua se filtre por debajo, dañando la base sobre la que se sujetan. Esto provoca que los adoquines pierdan alguno de sus apoyos y, al ser rígidos, se suelta o terminan partiéndose al paso de los coches.

Las nuevas losetas se han colocado en un pequeño tramo de entrada a la calle San Miguel, justo en el acceso desde el paseo de la Independencia, y se ha elegido porque reúne condiciones muy desfavorables.

Se trata de una zona con bastante tráfico porque es la entrada a un parking próximo. Además es el punto en el que los vehículos tienen que girar de dirección, lo que provoca mayores presiones sobre el pavimento, y está situado en un cambio de pendiente porque es necesario salvar el desnivel de la acera.

Etiquetas
Comentarios