Despliega el menú
Zaragoza

barrios de zaragoza

Una ‘brigada vecinal’ reclama la limpieza de la rotonda de acceso a Santa Isabel

Los colectivos vecinales del barrio aseguran que la primera imagen con la que se encuentran residentes y visitantes es de “dejadez” y critican la falta de visibilidad para los conductores.

Brigada de limpieza en la rotonda de acceso a Santa Isabel
Brigada de limpieza en la rotonda de acceso a Santa Isabel
Heraldo.es

Las asociaciones vecinales Santa Isabel, en Zaragoza, han vuelto a reclamar la limpieza de una de las rotonda de acceso al barrio, concretamente de la situada sobre el falso túnel de la Z-40. El problema, según los vecinos, es que la maleza ha crecido descontroladamente en esta rotonda de la avenida de Santa Isabel y solicitan una intervención para mejorar tanto el aspecto como la seguridad de la zona.

José Carlos Faro, presidente de la Asociación de Vecinos Gaspar Torrente, asegura que no solo le preocupa la mala impresión que da esta descuidada glorieta, también la falta de visibilidad que generan las hierbas altas que crecen en ella. “El problema es la maleza, que está creciendo descontroladamente e incluso obstaculiza la visión del tráfico. Además, es lo primero que ven visitantes y vecinos cuando entran al barrio”, lamenta.

Por este motivo, representantes de este colectivo junto a otros de la Asociación de Vecinos Santa Isabel Tuya decidieron llevar a cabo una acción simbólica el pasado fin de semana. En un grupo reducido acudieron a la rotonda ataviados con chalecos a modo de ‘brigada’ y una pancarta para dar un toque de atención y reivindicar su limpieza. “Solo fuimos cinco personas de las dos asociaciones, sin convocar a nadie para no tener problemas ni tener que pedir permisos de concentración”, explica Faro.

Tanto él como Luis Huerto, portavoz de la otra entidad, coinciden en que la rotonda lleva meses en este estado. “Las tres o cuatro rotondas que tenemos en Santa Isabel están bastante abandonadas, pero esa la que más”, comenta Huerto. Además, la rotonda ha empezado a acumular suciedad y objetos que algunos ciudadanos incívicos depositan allí. Sin ir más lejos, el pasado sábado los miembros de las asociaciones encontraron en su interior un colchón.

Aunque ambas entidades han solicitado su limpieza en varias ocasiones, sus demandas han sido desoídas hasta el momento. El problema, según Faro, es la confusión que existe sobre la titularidad de la rotonda y, por tanto, sobre su mantenimiento y cuidado. “El Ayuntamiento dice que no es suya. Sobreentiende que pertenece al Ministerio de Fomento y por eso no la limpian”, critica.

El último escrito que envió la entidad al consistorio data del 1 de octubre y en él solicitan que aclaren de quién es la competencia de esta rotonda, aunque por el momento no han recibido contestación. “No ha habido facilidades para que nos dieran información y esto ha fastidiado mucho a la gente”, apuntan desde la asociación Gaspar Torrente.

Sin embargo, fuentes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) han confirmado que la glorieta es de titularidad municipal y es el consistorio el que debería hacerse cargo de su puesta a punto. Concretamente, esta rotonda fue transferida por el Mitma -antiguo Ministerio de Fomento- como parte de la cesión de un tramo de la N-IIa en diciembre de 2018.

En este sentido, fuentes municipales han confirmado este mismo miércoles que en los próximos días el servicio de Parques y Jardines se ocupará de la limpieza y el desbroce de esa rotonda.

“Hace falta más inversión en el barrio”

Al margen de lo que sucede en esa rotonda de acceso a Santa Isabel, los colectivos vecinales señalan que hay otros asuntos “de pequeña entidad” a los que es necesario dar una solución. Es el caso, según dicen, de algunas aceras levantadas, solares sucios o bancos en muy mal estado. “Hace falta más inversión en el barrio. Además, son cosas de pequeño calado, ya ni hablamos de la famosa rampa de la Z-40”, comenta Faro.

Luis Huerto comparte esa sensación de “dejadez” por parte de la administración y asegura que las demandas de los vecinos no son nuevas. “Las reivindicaciones que están saliendo ahora a la luz llevamos años reclamándolas. Solo queremos que las cosas que se hacen se mantengan”, afirma. Por último, también apela al civismo y buen comportamiento de sus convecinos para que cuiden las instalaciones y el mobiliario del barrio.

Etiquetas
Comentarios