Despliega el menú
Zaragoza

tribunales en zaragoza

Un correazo en el trasero, el reproche que dio lugar al crimen de la calle Princesa en Zaragoza

Un amigo del fallecido ha explicado este miércoles al jurado que, cuando el autor material del asesinato acorraló a la víctima, le reprochó una agresión ocurrida meses atrás. Este testigo y otra mujer han reconocido la participación directa en los hechos de Denis López, al que se juzga en la Audiencia de Zaragoza.

El acusado, Denis Javier López, junto a su abogado, Alejandro Giménez, durante el juicio celebrado en la Audiencia de Zaragoza.
El acusado, Denis Javier López, junto a su abogado, Alejandro Giménez, durante el juicio celebrado en la Audiencia de Zaragoza.
Oliver Duch

Dos testigos del crimen de la calle Princesa han asegurado este miércoles ante el jurado que juzga a Denis Javier López Carrasco como cooperador necesario del asesinato de Sami Hamidi que el acusado fue “sin ninguna duda” una de las tres personas que acorralaron a la víctima el 18 de noviembre de 2018 a las puertas de la discoteca Trópico. Se trata del amigo que aquella triste noche acompañaba al fallecido y de la mujer que le colocó el primer torniquete en la pierna para intentar evitar que se desangrara.

El joven nicaragüense declaró durante la primera sesión del juicio que se celebra en la Audiencia de Zaragoza que él no tuvo nada que ver con el apuñalamiento. “Acababa de pedir unas cervezas y estaba lejos, en las puertas del bar”, insistió. Sin embargo, estos dos testigos lo han situado hoy “a un paso” de la víctima en el momento en que Kiko -el menor condenado como autor material del crimen- le asestó el machetazo que le seccionó la femoral. Ambos han coincidido también en que el encausado cerró el paso al joven argelino para impedir que huyera.

“Lo que yo vi fue una emboscada. Porque le acorralaron tres -por Kiko, otro menor también condenado y el ahora acusado-, pero había unas 15 personas más alrededor. Lo último que me esperaba es que hubiera sangre, aún me tiemblan las piernas”, ha declarado M. “Yo le puse el torniquete con un fular, yo me llené de sangre… -ha añadido entre sollozos- Me parece muy triste, nadie se merece algo así. Y menos alguien tan joven”.

“Lo que yo vi fue una emboscada. Porque le acorralaron tres, pero había unas 15 personas más alrededor. Lo último que me esperaba es que hubiera sangre, aún me tiemblan las piernas”

A la testigo le han preguntado varias veces si estaba complemente segura de que Denis López fue uno de los jóvenes que arrinconaron al fallecido. “Sí, lo estoy. Porque minutos antes de la agresión me pidió un cigarro de malas maneras en la puerta de la discoteca y tuvimos unas palabras cara a cara”, contestó. Según esta mujer, también escuchó gritar al acusado: “Mátalo, mátalo”.

¿Por qué atacaron a Sami?

Quien tampoco alberga dudas sobre la participación directa del encausado en el asesinato es A., el amigo que acompañaba a la víctima y su novia. “Yo estaba junto a Sami, pero no escuché a Brayan -apodo por el que se conoce a Denis López y que complicó su identificación inicial al Grupo de Homicidios de la Policía- decir ‘¡mátalo, mátalo!’. Él lo que quería era distraerme para que me alejara de mi colega”, ha dicho. “‘¿Qué quieres, que te apuñale?’, me dijo. Y entonces fue cuando le clavaron el machete a mi amigo”. Según este testigo, el motivo del machetazo mortal fue “el correazo que Sami había dado a Kiko en el trasero meses atrás”. “Al menos -apuntó-, eso fue lo que le reprochó cuando sacó el arma”.

La novia del fallecido también ha comparecido como testigo, pero ha reconocido que ella estaba apartada “varios metros” y que prácticamente todo lo que sabe es por otra amiga que sí presenció la agresión. Esta última también estaba citada para declarar, pero no se ha presentado y el magistrado-presidente del jurado ha tenido que ordenar a la Policía Nacional que la busque y la traiga este jueves al juicio. “Ella lo contó todo en comisaría. Pero después la amenazaron y le pusieron un cuchillo en el cuello para que cambiara su versión. Y tenía tanto miedo que lo hizo”, ha dicho la pareja de Sami.

La defensa, a cargo del abogado Alejandro Giménez, había pedido la comparecencia del menor que fue condenado a ocho años de internamiento y tres más de libertad vigilada como autor material del crimen. Y este ha declarado ante el jurado para eximir al ahora acusado de toda responsabilidad. “Llegamos juntos a la zona de la discoteca, pero estábamos muchos y lo perdí enseguida de vista. Cuando ocurrió el conflicto, yo no sé donde estada Denis, lo que sí sé es que conmigo no estaba”, ha dicho. La acusación particular, a cargo del Carlos Vela, le ha recordado que no fue eso lo que dijo en el juicio celebrado en la jurisdicción de Menores y por el que fue condenado. “Entonces tenía que defenderme a mí mismo y mentí. Ahora no tengo por qué mentir, ya no tengo nada que perder”, le ha contestado.

El juicio continuará este jueces con más testigos y las pruebas periciales.

Etiquetas
Comentarios