Despliega el menú
Zaragoza

Juzgan a un hombre por presunto maltrato y agresión sexual a su mujer en Zaragoza

Las acusaciones piden un total de ochos años por ambos delitos mientras el acusado mantiene que su esposa utilizó la denuncia para quedarse con la custodia de la hija de ambos.

Fachada de la Audiencia Provincial de Zaragoza.
Fachada de la Audiencia Provincial de Zaragoza.
Javier Pardos / HERALDO

La Audiencia Provincial de Zaragoza juzgó este lunes a I. V. M. como supuesto autor de dos delitos de malos tratos y uno de agresión sexual de los que presuntamente fue víctima su mujer, con la que tuvo una hija y convivió durante once años hasta que decidieron separarse. La vista se celebró a puerta cerrada.

Según los escritos de acusación, la relación se deterioró en los últimos cuatro años cuando el hombre comenzó a tener un comportamiento "agresivo, posesivo y sumamente celoso". La mujer mantiene que la insultaba y amenazaba reiteradamente y le impedía hacer cualquier cosa sin su control. La situación se fue agravando y, ante el temor que pudiera causar algún daño a ella o a su hija, ya que, al parecer, amenazaba con tirarse con la menor por la ventana, empezó a dormir con la niña en su habitación.

La Fiscalía y la acusación particular, a cargo de la abogada María Dolores Diez, relatan dos episodios violentos que se produjeron en el domicilio conyugal el 16 y el 18 de noviembre de 2017. En el primero, sobre las 22.30, la agarró por las muñecas, la tiró al suelo y la arrastró por el pasillo hasta la puerta con intención de sacarla de la vivienda a la vez que le decía: "Puta, zorra, mala madre, solamente te quieres a ti misma, me voy a vengar de ti, eres fea por dentro y por fuera, eres de mi propiedad y harás lo que se te diga". En el segundo, tras volver de un viaje con la hija, le dio un golpe en la cabeza y la agarró por el pelo. La víctima afirma que cinco meses antes de estas dos agresiones la obligó por la fuerza a mantener relaciones sexuales.

Para las acusaciones, estos hechos suponen dos delitos de maltrato por los que piden dos años de cárcel y uno de agresión sexual, por el que solicitan seis. El acusado los niega y su abogado, Rafael Ariza, mantiene que es una denuncia "instrumental" para quedarse con la custodia de la menor ya que lo acusó de maltrato cuando se plantearon separarse.

Etiquetas
Comentarios