Despliega el menú
Zaragoza

Las grullas empiezan a llegar a la laguna de Gallocanta y se retomarán las visitas guiadas

El primer avistamiento de aves en su paso postnupcial hacia las zonas de invernada se produjo en el puente del Pilar.

El primer grupo de grullas, en la fotografía, fue avistado el pasado 12 de octubre.
El primer grupo de grullas, en la fotografía, fue avistado el pasado 12 de octubre.
Carmina Franco

El entorno de la Laguna de Gallocanta es ya un hervidero de actividad; está a las puertas de entrar en su temporada alta: la llegada de las grullas. Así, el mes de octubre es la época en la que estas aves realizan el denominado paso postnupcial, cuando en su viaje desde el norte de Europa se dirigen a las zonas del sur que acogerán su invernada. Durante los últimos días, y coincidiendo con el 12 de octubre, el primer avistamiento permitía cifrar en unas 60 las aves estrenaban este periodo.

"Llegaron con las últimas horas del puente del Pilar", detalla Carmina Franco, educadora ambiental del Centro de Interpretación de la Reserva Natural de la Laguna de Gallocanta, ubicado en Bello.

En 2019, el primer censo, elaborado por el Gobierno de Aragón a través de Saraga con fecha 24 de octubre, contabilizó 6.211 ejemplares. Desde ahí su presencia es creciente, hasta llegar a las 35.092 que se registraron el 14 de noviembre o las 33.616 del 5 de diciembre. A partir de ese momento y hasta febrero, en el periodo que se denomina invernada, también se avistaron por miles. El 19 y el 26 de diciembre fueron los días con una mayor afluencia (20.194 y 15.625, respectivamente). Durante febrero y marzo, tiempo del paso prenupcial, nombre del recorrido de vuelta hacia el norte del continente, los avistamientos fueron masivos hasta la cincomarzada.

"La bajada este año está siendo muy tranquila, esperamos que sea paulatina y escalonada, aunque todo puede cambiar", remarca Franco. En este sentido, especifica que todo depende del frío y las borrascas. "Estamos ante un año muy particular", manifiesta, y añade: "Se ha registrado el máximo de inundación de los últimos 30 años y, aunque el nivel ha bajado por la falta de lluvias durante el verano, creo que puede ser un año bastante bueno".

Con vistas a la llegada de turistas y visitantes a la zona, la educadora explica que el 31 de octubre, de la mano del Gobierno de Aragón, se retomarán las rutas guiadas en el entorno del humedal. "Se harán todos los fines de semana y festivos, a las 11.00 y a las 15.30. Se hacen en coches particulares con un máximo de 15 participantes y se pueden reservar en los teléfonos 978734031 y 650204819", detalla. Además, este año se prevé que las visitas para adultos también se hagan entre semana, aunque todavía están por definir.

Carmina Franco recuerda que la reserva natural, que engloba localidades a caballo entre las provincias de Teruel y Zaragoza, como Gallocanta, Las Cuerlas, Berrueco, Tornos, Bello y Santed, cuenta con una amplia variedad de especies que hacen las delicias de los amantes de la ornitología: flamencos, patos, zarapitos o avefrías.

Incertidumbre hostelera

Para Javier Mañas, responsable del albergue Allucant, la temporada entrante será "rara". "Las visitas de extranjeros se han perdido por completo; grupos de alemanes o franceses que tenían reservas se han cancelado. Tengo esperanzas en que el turismo nacional vaya bien", detalla. En su caso, indica que han reducido aforos de alojamiento y del servicio de restauración. "No vamos a doblar turnos de comidas y solo funcionamos con reservas", explica. Al mismo tiempo, Javier Mañas pide cordura: "Estamos en una zona en la que no ha habido casos y tampoco podemos estar como si no hubiera pasado nada. Tenemos que cambiar la mentalidad". 

Etiquetas
Comentarios