Despliega el menú
Zaragoza

ayuntamiento de zaragoza

Los inquilinos de la Imprenta Blasco reciben las llaves de manos del alcalde

Son un total de 26 viviendas cuyo alquiler oscila entre 140 y 220 euros mensuales. 

Los inquilinos de la Imprenta Blasco han recibido este jueves las llaves de su nueva casa. El encargado de hacer la entrega a las 26 familias ha sido el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, que ha destacado que este "es un día de alegría para el Ayuntamiento". En concreto son 15 viviendas de un dormitorio y 11 viviendas de dos dormitorios, recientemente reformadas y cuyo alquiler oscila entre 140 y 220 euros mensuales. Tal y como ha enfatizado el regidor, sus nuevos habitantes responden a muy diferentes tipologías (jóvenes, personas mayores, familias con niños pequeños) para fomentar la "solidaridad" entre vecinos y que puedan "ayudarse los unos a los otros". 

"Es un proyecto muy bueno para el barrio en su conjunto", ha asegurado Azcón tras entregar el acto. Como se explicó durante la presentación de las obras, el edificio cuenta con ascensor y las viviendas han sido totalmente rehabilitadas y disponen de electrodomésticos, aparatos de iluminación y altas de suministros. Los baños cuentan con espejo, armario y accesorios y todos ellos están equipados con plato de ducha. El Área de Urbanismo, a través de un convenio público-privado, reformó el edificio de la antigua Imprenta Blasco y, el pasado 11 de septiembre, el Gobierno de Zaragoza aprobó su cesión a Zaragoza Vivienda para que la sociedad municipal lo gestionase. "Las viviendas se han adjudicado en tiempo récord", ha enfatizado el regidor. 

Asimismo, Azcón ha hecho hincapié en el carácter solidario de la iniciativa. "Hay unas cláusulas de solidaridad dentro del contrato de arrendamiento de las viviendas. Hay inquilinos que van a tener como parte del precio ser solidarios con el resto de sus vecinos", ha resumido. Del total de pisos, una decena estarán habitados por jóvenes menores de 35 años, ocho por personas mayores de 65 años y otras ocho por familias con hijos menores de edad. Con esta adjudicación, según indican desde Zaragoza Vivienda, se ha buscado favorecer la convivencia entre los residentes. "Esperamos que este modelo funcione para que podamos exportarlo a más sitios", ha rematado el alcalde, que ha asegurado que los nuevos residentes están "satisfechos" con el proyecto. 

Según recuerdan desde el Ayuntamiento, se ha tratado de "dar respuesta a las necesidades de la población zaragozana en materia de alojamiento, ofreciendo viviendas con buenas condiciones de habitabilidad, con una excelente ubicación y con un alquiler social asequible".

Etiquetas
Comentarios