Despliega el menú
Zaragoza

sucesos 

La joven que denunció la violación en Utebo pudo ser drogada previamente

Los dos compañeros de trabajo detenidos por la agresión sexual quedaron en libertad provisional. 

La víctima fue agredida sexualmente en el parquin de un establecimiento hotelero de esta localidad zaragozana cuando volvía de una cena de trabajo.
La víctima fue agredida sexualmente en el parquin de un establecimiento hotelero de esta localidad zaragozana cuando volvía de una cena de trabajo.
Guardia Civil

La joven que la semana pasada denunció haber sido violada por un compañero de trabajo, con la complicidad de otro colega de profesión, pudo ser drogada previamente con sustancias químicas que anulan la voluntad de la persona. La supuesta agresión sexual se produjo en la madrugada del 7 de octubre en un coche en el aparcamiento de un establecimiento hotelero en Utebo, tras una cena con compañeros de trabajo de la Fundación Samu, una entidad que gestiona en Zaragoza un centro de menores no acompañados.  

En la cena habían estado dos mujeres, entre ella la denunciante, y dos varones, entre ellos el presunto agresor. Al terminar, sobre la 1.00, este último llevó a casa a una de las compañeras y, cuando se suponía que hacía lo mismo con la segunda, durante el trayecto paró el vehículo y recogió a otro compañero, que ocupó el asiento trasero justo detrás del copiloto.

Según declaró la víctima, de pronto empezó a sentirse muy mal y aunque era consciente de lo que ocurría en el coche era incapaz de moverse. En ese momento, el ocupante del asiento trasero le comenzó a pellizcar en el cuello (donde le quedaron marcas) mientras el conductor le introducía los dedos en la vagina. Una vez llegaron al aparcamiento del hotel, donde los dos varones se alojaban, el ocupante se bajó y se quedó solo el conductor con la joven. Fue entonces cuando esta fue agredida sexualmente. 

Cuando la víctima consiguió zafarse de su agresor, salió del turismo, se escondió en las proximidades y llamó a una amiga (y también su jefa en centro de menores), le dijo que había sido violada y que necesitaba ayuda.  La víctima se encontraba escondida en los exteriores de un hotel situado en el término municipal de Utebo. Así se lo comunicó la compañera a la Guardia Civil, a la que también trasladó que desconocía más datos del lugar exacto ya que la joven se hallaba en un estado de gran nerviosismo y confusión. 

Nada más ver a la patrulla, la víctima, que estaba en malas condiciones, se les acercó corriendo pidiéndoles auxilio. Después de llevarla al hospital y tras varias comprobaciones, los agentes detuvieron a los dos presuntos autores, uno de 19 años y otro de 20, los cuales se habían trasladado desde Ceuta a Zaragoza durante unos días en apoyo del personal de la fundación para la que trabajan.

A los detenidos se les imputa un presunto delito de agresión sexual como autor y cómplice, respectivamente. Ante el juez negaron los hechos. Uno explicó que se limitó a ir al hotel donde estaba alojado y que ignoraba lo que había pasado. Ambos quedaron en libertad provisional.

Agentes del Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil de Zaragoza recogieron hasta 27 muestras del turismo que han sido enviadas a Madrid para ser analizadas y que serán clave en esta causa.

Etiquetas
Comentarios