Despliega el menú
Zaragoza

las no fiestas del pilar

Jorge Azcón: "Los vecinos están dando estos días un ejemplo de responsabilidad"

El alcalde de Zaragoza dice que esta semana "no toca celebrar" las Fiestas del Pilar.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, en el balcón del Ayuntamiento en la plaza del Pilar
El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, en el balcón del Ayuntamiento en la plaza del Pilar
José Miguel Marco

¿Qué balance hace de estos primeros días de ‘no fiestas’?

Pues tengo un doble sentimiento. No hemos visto aglomeraciones, ni botellones. Los vecinos en estos dos primeros días han dado un ejemplo de responsabilidad. Pero da pena en plenos días del Pilar ver las calles vacías.

¿Qué espera para el día del Pilar?

Confío en que haya la misma responsabilidad. Es muy triste, pero no hay que celebrar las Fiestas del Pilar. Nos jugamos la salud de la ciudad. Esta semana no toca celebrar, sino cuidarnos.

¿Teme que haya aglomeraciones en la plaza del Pilar?

Quiero confiar en que no será así, en que van a seguir las recomendaciones de acudir a la basílica del Pilar cualquier otro día que no sea el 12. La Virgen lo va a entender. Es más, estoy seguro de que también lo recomendaría. Hay que acudir cualquier otro día que no sea el 12, a lo largo del mes de octubre.

¿El cierre de la plaza del Pilar es un escenario previsible?

Lo que nos han dicho los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado es que no creen que llegue a activarse. Pero lo importante es que esté previsto. Quiero confiar en la prudencia de los zaragozanos. Lo que tienen que saber los ciudadanos es que los datos ya son suficientemente preocupantes como para que se cumplan nuestros peores temores y se disparen los contagios esta semana.

¿Qué mensaje le da a hosteleros, al sector del ocio nocturno y a otros colectivos afectados?

Entiendo sus quejas y creo necesario que haya un plan de ayudas por parte de las administraciones. Nosotros hemos sido los únicos que lo hemos hecho. Quien ha bonificado tasas, retrasado impuestos, eliminado el 100% de la tasa de veladores o facilitado 10 millones de euros en microcréditos ha sido el Ayuntamiento. Otras administraciones deberían arrimar el hombro.

El TSJA ha desautorizado las restricciones de aforo o el confinamiento de La Almunia.

Estos autos demuestran la imprevisión del Gobierno de España. Eran necesarias modificaciones legislativas que ampararan las decisiones. Y el Gobierno de España ha estado mirando para otro sitio.

Después del confinamiento perimetral de Madrid y en pleno incremento de contagios, ¿ve posible ese escenario en la ciudad?

Pues no es descartable, es evidente. Aragón ha sido la primera comunidad autónoma con mayores índices de contagio. En Zaragoza hemos tenido índices superiores a los que ahora tiene Madrid. Para que eso no ocurra, lo mejor es que se tomen precauciones.

¿Habrá más restricciones?

La evaluación de la pandemia la tiene que hacer la Consejería de Sanidad. Si los datos empeoran, lo lógico es que se endurezcan las restricciones y se reduzca la movilidad, que es el principal factor de expansión del virus.

En Madrid, se ha aplicado el estado de alarma tras una fuerte polémica con la Comunidad.

En Madrid, quien se ha equivocado es el Gobierno de España. No lo digo yo, lo dice el Tribunal Superior de Justicia. Dicho esto, sería mejor que hubiera mayor diálogo y mayor consenso. Lo lógico es que hablaran más de lo que hablan. Yo es lo que intento hacer en la ciudad de Zaragoza.

¿Hubiera actuado como Isabel Díaz Ayuso?

Yo hubiera intentado dialogar al máximo. La situación es lo suficientemente grave como para que todo el mundo actúe con mayor responsabilidad. Primero el Gobierno de España y por supuesto también la Comunidad autónoma.

En Aragón no se ha producido esta confrontación.

Tenemos que solucionarles problemas a los vecinos, no creárselos. Veníamos de una etapa de enfrentamiento entre el Ayuntamiento y el Gobierno de Aragón que no había traído nada bueno.

¿Se ha mordido la lengua?

Siempre. Evidentemente, yo hubiera tomado decisiones distintas, pero lo importante es que resolvamos problemas, no que aireemos las discrepancias.

¿Qué decisiones distintas hubiera tomado?

Lo importante es que resolvamos problemas, no que aireemos las discrepancias.

¿Rechazar la distinción a Fernando Simón no rompe su tesis de que las instituciones deben estar unidas?

Fernando Simón es posiblemente el personaje político más polémico a día de hoy en este país. No fue prudente proponer a Fernando Simón para el nombramiento de hijo adoptivo. Agradecí a ZEC que retirara el nombramiento y espero trabajar para que el consenso en las máximas distinciones vuelva. Lo que me parece importante de eso y lo que peor me sabe no es la polémica, sino que no se hable de la Medalla de Oro de la ciudad, que se concede a los médicos y enfermeras.

¿Qué responsabilidad asume en la falta del consenso?

Yo hubiera preferido que las propuestas de nombramientos que se hubieran hecho pudieran haber sido aceptadas por una mayoría, pero tampoco estoy dispuesto a votar un nombramiento que va contra lo que yo pienso.

¿En qué medida ha cambiado la crisis sus prioridades?

Muchísimo. Es evidente que la prioridad hoy es salvar vidas y para eso ha habido que dejar proyectos aparcados. El mayor incremento de gasto tiene que ver con las ayudas a la alimentación. Vamos a más que duplicarlas.

¿Qué puede hacer el Ayuntamiento frente a la crisis?

Pues para empezar algo que ya ha hecho. Hoy en el Ayuntamiento de Zaragoza hay un gobierno que lanza un mensaje muy claro: no vamos a estar en contra de nadie que venga a invertir, crear riqueza y puestos de trabajo. Lo hemos demostrado con el hospital.

¿Cuáles son las líneas estratégicas de futuro de la ciudad?

Nosotros tenemos una serie de valores económicos que hay que fortalecer. El principal de ellos es la logística. Desde el Ayuntamiento se va a reforzar eso haciendo realidad por ejemplo la terminal marítima de Zaragoza después de muchos años de olvido. Pero al margen de la logística, tendríamos que pensar en otros sectores, como mejorar las capacidades digitales de la ciudad o una revolución en el mundo de la energía. El dinero que va a llegar de Europa y que va a estar centrado en la digitalización y en el ‘green deal’ hay que invertirlo no para tapar agujeros, sino para cambiar el modelo económico de nuestra ciudad y nuestro país.

Otros proyectos, como el campo de fútbol, no han salido adelante por la crisis económica. ¿Están olvidados?

No, no… Zaragoza necesitaba un campo de fútbol nuevo antes de la crisis sanitaria y Zaragoza lo sigue necesitando después. ¿Alguien entendería que se fuera a celebrar en España un Mundial y que la quinta ciudad no pudiera participar? El Real Zaragoza necesita un campo de fútbol de primera división y evidentemente La Romareda no cumple. Las prioridades han cambiado, pero a mí me gustaría llegar a un acuerdo con el resto de fuerzas para impulsar un campo de fútbol.

¿Y cuándo?

Me hubiera gustado hacerlo ya. Yo ya propuse los cambios necesarios como para poder hacer el estadio. No es una prioridad, pero no lo voy a dejar aparcado. Si esta legislatura el proyecto no sale adelante, no será por el alcalde de Zaragoza.

¿La pandemia se va a llevar por delante su promesa de bajar impuestos?

No se la ha llevado. Este año se van a bajar impuestos. ¿Cuál era nuestro compromiso? Que cada año bajara el tipo del IBI. En una muy mala situación y sin saber las ayudas del Gobierno de España hemos cumplido. Y el año pasado se adoptaron medidas importantísimas: para familias numerosas, para comercios, en la bonificación de la plusvalía de las herencias. Y volveremos a bajar el tipo y ponemos en marcha bonificaciones importantísimas, como la del IBI para la generación de energía verde.

El número de usuarios del bus se ha desplomado. ¿Subirá de nuevo el precio en 2021?

No va a subir el precio del bus, por la sencilla razón de que dijimos que el billete no se incrementaría en ningún caso por encima del IPC y la previsión del IPC no es de aumentar. En cualquier caso, el problema económico más importante de la ciudad es el transporte. Hoy hay un agujero de 20 millones. Si no contamos con ayudas del Gobierno es imposible que las cuentas cuadren. Y el transporte urbano es el sistema sanguíneo de la ciudad.

Sin subir impuestos ni el precio del autobús, ¿cómo se sostiene el sistema de transporte?

Las ayudas del Gobierno de España tienen que venir. No creo que nos quiera obligar a hacer presupuestos restrictivos. Las ayudas llegan tarde, este tema es impresentable. El PP está dispuesto a llegar a un acuerdo y hay muchas medidas que se tienen que tomar de forma inminente, porque 2020 ya lo hemos perdido.

¿Y los presupuestos? ¿Subirá el gasto o bajará?

Nosotros no podemos a día de hoy saber cuáles van a ser exactamente los parámetros del presupuesto. Nos los tiene que marcar el Gobierno de España. Lo único que conocemos son anuncios en la prensa, pero necesitamos un boletín oficial que diga las condiciones en que se pueden hacer los presupuestos.

¿Pero habrá recortes?

Espero que no los haya.

Los presupuestos hay que negociarlos. ¿Qué espera de las conversaciones con Vox?

Que impere el sentido común. Los presupuestos de 2021 van a ser posiblemente los presupuestos más difíciles de las últimas décadas. Nunca una crisis sanitaria y económica del calibre al que nos enfrentamos había hecho tan necesario que se aprobaran los presupuestos por todo lo que tiene que ver con la acción social. El PIB en 2021 puede caer, en previsiones optimistas, casi un 12%.

Las relaciones bilaterales con la DGA se han paralizado por la crisis. ¿Qué se puede hacer para desatascar este asunto?

Trabajar en las distintas comisiones que se han creado. Confío en que el Gobierno de Aragón cumpla su palabra.

¿Qué acuerdos se pueden desbloquear?

Todos. Firmamos un documento con el Gobierno de Aragón. El Ayuntamiento de Zaragoza ha cumplido una parte muy importante de las cuestiones a las que nos comprometimos y confío en que el Gobierno de Aragón cumpla ahora con la ciudad.

¿Ha habido resistencias estos meses?

Estos meses han sido complicados para todo el mundo y las prioridades han estado centradas en lo que han estado centradas. Pero es verdad que en un año tan complicado como este a Zaragoza no ha llegado ni un euro de otra administración y quiero creer que la primera administración que va a ayudar a Zaragoza va a ser el Gobierno de Aragón.

¿Cómo está la salud de la coalición con Ciudadanos?

Estamos muy satisfechos. Hay un grado de diálogo y colaboración muy alto y una filosofía de resolver problemas.

¿No le preocupa su acercamiento al PSOE en la negociación de los presupuestos del Estado?

No, creo que tanto el PP como Cs son conscientes de la responsabilidad de gobernar la ciudad. Todos los días hacemos esfuerzos para que la acción de gobierno se dedique a resolver problemas. 

Etiquetas
Comentarios