Zaragoza
Suscríbete

El sentir al otro lado de la barra: "Nos supone  levantar la persiana a pérdidas"

El TSJA ha mantenido la restricción del uso de la barra de los bares en Zaragoza durante la fase II,  una situación que ha obligado a algunos hosteleros a buscar soluciones.

Imagen de archivo de una camarera trabaja tras una barra de bar precintada.
Imagen de archivo de una camarera trabajando tras una barra de bar precintada.
Marcial Guillén. EFE

En cuatro horas, aproximadamente entre 150 y 200 personas cruzaban el umbral del Ángel del Pincho, un bar de la calle de Jordán de Urriés, entre Don Jaime I y la plaza de Santa Marta de la capital aragonesa. Bajaron su persiana en el mes de marzo y ahora un cartel informa en la puerta a los clientes que pueden ser atendidos en otro establecimiento de la cercana calle Mayor, perteneciente al mismo propietario.

Desde la irrupción del coronavirus en España y el decreto del estado de alarma, las tempuras de verduras, de gambas o las empanadillas no se pueden catar en este pequeño local, con unas repisas y bidones como mesas a un lado y con la barra al otro. Está cerrado, pero en caso de que el Ángel del Pincho estuviera abierto, tampoco se podría apoyar nadie en ella. "No hay lugar a suspender la prohibición del uso de las barras", así lo ha creído oportuno el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) en relación a las restricciones equivalentes a fase 2 y por las que se regía Zaragoza desde este jueves y hasta el próximo 14 de octubre. Se han calificado como "potencialmente incontrolables".

El juez ha estimado parcialmente este viernes las medidas cautelarísimas solicitadas por Horeca y Cafés y Bares, ya que ha anulado las limitaciones de aforo al 50% en el interior y 75% en el exterior, siendo de 75% y 100%, respectivamente. No obstante, el uso de la barra supone para algunos establecimientos el 50% de su facturación, o incluso más si se trata de locales de pequeñas dimensiones o con solo servicio de barra.

Las dudas afloran. "Aunque se levante la persiana, posiblemente este tipo de negocio cambie", lamenta Duncan Belzufarri, al frente del Ángel del Pincho. También opina que es posible que estas formas de ocio se muden a otras zonas de la ciudad, según lo que percibe en el Izakaya, el bar que regenta en la calle Mayor. "En verano se ha trabajado todos los días de la semana porque la gente tiene horario de verano en sus empleos, no hay colegio, los niños estaban en el pueblo… pero a partir de ahora, en los meses de invierno, solo se trabajan tres días a la semana. Entonces está el miedo de que dejen de bajar al centro porque sea imposible encontrar una mesa", manifiesta Belzufarri.

"Esto es un roto bastante interesante, es levantar la persiana a pérdidas"

Se le pregunta por pérdidas y hace un cálculo rápido: "Cuando el aforo podía ser del 100% teníamos un 10% de beneficio ya que las cuentas eran de poco dinero, ahora que nos lo han reducido un 25%… estamos perdiendo un 15%". "Esto es un roto bastante interesante -lamenta Belzufarri-, es levantar la persiana a pérdidas". Llevar la comida a domicilio con Glovo o Deliveroo han sido una relativa solución: "Aun así queda un beneficio ridículo porque estas empresas se llevan un 25 o 35% de la facturación".

Mesas altas junto a la barra

Este jueves, el mismo día que Zaragoza volvió a regirse con medidas equivalentes a fase 2, la Taberna El Broquel sopló las velas de su décimo cumpleaños. Hace una década se estableció en la calle de Broqueleros, en pleno barrio de San Pablo. La barra cobra especial protagonismo en este establecimiento y su propietario, Lucio Lanzán, ha encontrado una solución ante la situación actual. "Fui a comprar unas mesas altas como de mármol -relata- y las he colocado junto a la barra".  

A pesar de la fuerza de la barra, es consciente de que le ha favorecido disponer de un espacio para colocar mesas en el exterior. "Muchos preferían estar a 40ºC en la calle que dentro con aire acondicionado", recuerda Lanzán, que también cuenta con un comedor con un aforo total para entre 10 y 12 personas. "Están demonizando a la hostelería cuando el transporte público va lleno y también es imposible controlar qué se hace en las casas o en los chalets", concluye Lanzán.

La actualidad de la covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión