Despliega el menú
Zaragoza

sucesos en zaragoza

El conductor que empotró su coche contra una farmacia de Zaragoza no irá a prisión

La Fiscalía lo acusaba inicialmente de conducción temeraria, pero el joven reconoció los hechos y el castigo se zanjó con una multa de 1.440 euros y retirada de carné durante 16 meses.

Detenido un conductor ebrio tras empotrarse contra una farmacia en Santa Isabel
Detenido un conductor ebrio tras empotrarse contra una farmacia en Santa Isabel
José Miguel Marco

Año y medio de prisión y tres de retirada del carné por conducción temeraria. Esa era la pena a la que inicialmente se enfrentaba Jonatan R. C., el joven de 29 años que en la mañana de 28 de septiembre de 2019 empotró su coche contra una farmacia del barrio de Santa Isabel, causando daños materiales valorados en más de 26.000 euros. Sin embargo, el conductor no acabará finalmente entre rejas, ya que al reconocer ayer los hechos en el juicio logró un acuerdo con la Fiscalía para fijar su condena en una multa de 1.440 euros –que podrá pagar a plazos– y 16 meses sin carné.

Según el atestado de la Policía Local, el acusado, al que representa la letrada Carmen Sánchez, conducía borracho, haciendo trompos y subiéndose a las aceras. Al final, perdió el control de su vehículo y lo empotró contra la botica situada en la esquina de las calles Norte y Brazal Candala. El violento impacto causó graves desperfectos en el establecimiento –que estaba cerrado– y abrió una grieta de casi cuatro metros en la fachada del edificio. De ahí que no solo reclamaran por los daños los dueños de la farmacia, sino también la comunidad de propietarios del inmueble.

En las grabaciones de las cámaras de seguridad se observa cómo, tras el primer choque, el joven trató de arrancar su Opel Astra. No le resultó fácil, porque se le caló en varias ocasiones, pero logró meter la marcha atrás, salir del local y darse a la fuga. Poco después, a la altura del número 84 de la avenida de Santa Isabel, el conductor volvió a colisionar con una furgoneta remolque que estaba parada en un semáforo en rojo. En este vehículo viajaban tres personas, que, afortunadamente, no sufrieron lesiones.

Jonatan R. C. se dirigió entonces hacia su casa, en la avenida de Movera, y metió el vehículo en una cochera sin techo. Minutos después, la Policía Local se presentó allí y tras someterlo a la prueba de etilometría –en la que arrojó una tasa de 0,56 mg/l– procedió a su detención.

Piden cárcel para cuatro aluniceros

El confinamiento obligado de uno de los acusados por un resultado positivo en covid-19 obligó ayer al Juzgado de lo Penal 3 de Zaragoza a aplazar el juicio contra cuatro aluniceros. La Fiscalía les acusa de hasta cuatro robos con fuerza perpetrados el 26 de agosto de 2017 en la capital aragonesa y pide para ellos penas que suman hasta nueve años de prisión.

Como pudo comprobar la Policía, los delincuentes se movían por distintas ciudades españolas, en las que intentaban dar el mayor número de golpes en un mismo día. Y así lo hicieron en Zaragoza, en una jornada delictiva que comenzó a la 1.30 en la calle de Reina Fabiola, donde intentaron forzar la puerta del establecimiento Hermanos Laganga.

No lograron su propósito, por lo que se trasladaron después a la calle de Ciudadano Kane, en el barrio de Valdespartera. Allí volvieron a intentar apalancar la puerta de una tienda de iluminación, pero fracasaron. Fue entonces cuando decidieron empotrar su vehículo contra la fachada, lo que les permitió abrir un hueco por el que se colaron para desvalijar el establecimiento. Ya por la tarde, robaron en otra tienda e hicieron el puente a un coche.

Etiquetas
Comentarios