Despliega el menú
Zaragoza

ayuntamiento de zaragoza

Zaragoza abre la oficina de violencia doméstica que Vox exigió a Azcón

Atiende casos de agresiones físicas o verbales en el seno familiar, salvo los tipificados como violencia de género.

PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA / 30-09-2020 / FOTOS: FRANCISCO JIMENEZ [[[FOTOGRAFOS]]]
Los ediles de Vox, Julio Calvo y Carmen Rouco, conversan con varios concejales del gobierno PP-Cs
Francisco Jiménez

El Ayuntamiento de Zaragoza estrena este jueves su nueva oficina de violencia doméstica. Este recurso atenderá a cualquier hora consultas de personas afectadas por agresiones físicas o verbales en el seno familiar, salvo aquellos casos tipificados como violencia de género, que mantendrán sus cauces habituales. Se trata de una de las medidas que exigió el año pasado Vox al alcalde, Jorge Azcón, para apoyar el presupuesto municipal y que se pone en marcha con cierto retraso por la pandemia y a modo de prueba durante tres meses.

La oficina no llega exenta de polémica, ya que los partidos de la oposición consideran que se trata de una cesión del equipo de gobierno PP-Cs a las «tesis negacionistas» de la violencia de género que defiende Vox. Además, se pone en marcha en pleno proceso de negociación de las ordenanzas fiscales y del presupuesto del próximo año, en el que Azcón necesitará de nuevo del apoyo del partido de extrema derecha.

En cualquier caso, la oficina funcionará las 24 horas del día, de lunes a domingo, y estará atendida por profesionales. Los ciudadanos podrán contactar a través del teléfono 900 835 335, por Whatsapp (630 240 766) o mediante correo electrónico (vdomestica@zaragoza.es). «Se ofrecerá apoyo emocional y asesoramiento sobre los servicios disponibles en el Ayuntamiento para atender a las víctimas», dijeron desde el gobierno.

El servicio se ha adjudicado a Serv-Teleasistencia por 10.725 € para los próximos tres meses, periodo en el que se estudiará su repercusión y la necesidad o no de mantenerlo. «Es una actuación nueva y, como tal, para el área de Acción Social es muy importante valorar y evaluar su funcionamiento», explicó la concejal de Igualdad, María Antoñanzas.

Intrafamiliar

En este sentido, la concejal de Vox Carmen Rouco no tiene dudas de que «será un servicio muy demandado». La edil, impulsora de la iniciativa, recordó que la nueva oficina se incluyó en los presupuestos de este año y que, tras cierto retraso, «por fin» entra hoy en funcionamiento. «Ya existe en otras ciudades de España y atiende todo tipo de violencia intrafamiliar», argumentó.

Respecto a la terminología utilizada para denominar la nueva oficina, en un primer momento se eligió ‘violencia intrafamiliar’, pero finalmente el gobierno PP-Cs ha optado por ‘doméstica’. La decisión, señalaron desde el área de Igualdad, viene motivada por el propio Código Penal, que la define como «violencia física o psíquica ejercida tanto por el hombre o la mujer sobre padres, madres, abuelos, nietos, hijos, hermanos, personas con discapacidad o entre parejas del mismo sexo». Y se distingue de la de género, recogida en el artículo 153 y en la Ley 1/ 2004, que contempla la que ejerce el hombre sobre la mujer «por el hecho mismo de serlo», sea pareja o expareja.

Para Rouco, «intrafamiliar y doméstica es lo mismo», así que se mostró «muy satisfecha» por el estreno de la nueva oficina. En cambio, los partidos de la oposición han manifestado su rechazo a un recurso «con tintes ideológicos», tal y como lamentó la concejal de ZEC Luisa Broto. «Intenta poner a un mismo nivel la violencia intrafamiliar y la violencia machista», advirtió.

Etiquetas
Comentarios