Despliega el menú
Zaragoza

crisis económica

Los hoteles de Zaragoza todavía tienen cerradas el 40% de sus plazas por la pandemia

Las pernoctaciones apenas superan las 400.000 hasta agosto, un 67% menos que el año anterior. Horeca pide unidad y un mayor diálogo y espera comenzar a remontar en el primer semestre de 2021

La jornada de sensibilización de Horeca recaló, entre otros, en el hotel Hiberus.
La jornada de sensibilización de Horeca recaló, entre otros, en el hotel Hiberus.
José Miguel Marco

Los hoteles de la capital aragonesa se ven obligados a colgar demasiado a menudo el cartel de vacío. La pandemia del coronavirus está dejando tras de sí una dramática paralización de la actividad en el sector turístico, que no solamente sufre la drástica disminución de viajeros, sino que arrastra graves pérdidas por la cancelación de congresos y ferias, tan importantes para la ciudad. De enero a agosto, las pernoctaciones hoteleras han caído un 67% con respecto al mismo periodo del año pasado y, por eso mismo, el 40% de las plazas de los distintos establecimientos de la ciudad están todavía cerradas. De las que están en funcionamiento, el 70% se encuentran casi siempre sin huéspedes.

El presidente de la Asociación de Hoteles, Antonio Presencio, desgranó estos datos durante una jornada de sensibilización impulsada por Horeca que se perfiló como un firme grito de auxilio de este perjudicado sector, pero también como una puesta en valor de todas sus bondades. Al encuentro acudieron numerosos representantes del tejido económico de Aragón, así como el vicepresidente autonómico, Arturo Aliaga, y la vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández. Quienes ayer dieron voz a los empresarios coincidieron en la necesidad de trabajar con «unidad» y con la mirada en el primer semestre de 2021, en el que ahora ponen todas sus esperanzas.

Sin embargo, de momento el panorama no es muy alentador. La covid-19, con una segunda ola que llegó a la ciudad en plena época estival, ha provocado un acusado desplome de las pernoctaciones. Según destacó Presencio, hasta el mes de agosto ha habido únicamente 416.000, frente a las 1.278.000 que se registraron en el mismo periodo del año pasado. Por poner solo un ejemplo, en pleno corazón de la ciudad, el centenario Hotel Oriente el pasado domingo solo tuvo una habitación ocupada. Ayer, cinco.

Pérdida de empleos

En concreto, en Zaragoza el sector hotelero está formado por 82 empresas que aglutinan a su vez 5.109 habitaciones con 9.719 plazas y muchos de estos establecimientos han optado por no abrir sus puertas o por hacerlo únicamente de forma parcial ante la baja demanda. Con estas cifras, desde la entidad lamentan que entre el 20% y el 30% del empleo acabará perdiéndose.

Un reflejo de la situación que atraviesa este sector es el acusado desplome de la actividad que registra también el sector del transporte. Según explicó el director comercial de Renfe, Javier García Marco, Zaragoza ha recibido desde el estallido de la pandemia un 84% menos de viajeros en ferrocarril. Entre los meses de abril y septiembre de 2019, llegaron a la ciudad 1.511.000 personas en estos trenes. En 2020 solo lo han hecho 290.000. Además, los viajes de trabajo, apuntó, se han vuelto más cortos y los de ocio han disminuido aproximadamente un 70%.

Frente a estos datos, la jornada sirvió para plantear las perspectivas de futuro y asentar las bases de los pasos a seguir para que el sector pueda remontar. Según dijo Presencio, es clave «recuperar la confianza del viajero» y seguir trabajando para posicionarse como un destino seguro. En este sentido, recordó, el 80% de los establecimientos cuentan con el sello de Hostelería Segura de la entidad y el resto tienen certificados de otras empresas.

Entre otras cuestiones, el portavoz de los hoteles zaragozanos hizo hincapié en la necesidad de incrementar el diálogo con las administraciones y, especialmente, con el Departamento de Sanidad, para elaborar protocolos de seguridad que permitan reactivar el sector de los congresos, que este año iba a dejar más de 100 millones de euros de impacto económico. «Vamos a pelear para que se nos escuche, es una necesidad real –sentenció–. Hay mucho en juego».

Etiquetas
Comentarios