Despliega el menú
Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

El PSOE critica que Azcón “rompe el consenso” con su plan fiscal

El grupo socialista presentará una proposición normativa para poder debatir una reforma global de las ordenanzas fiscales.

Chema Arnal, junto a la edil socialista Ros Cihuelo, en una comisión de Acción Social del Ayuntamiento de Zaragoza.
La concejal socialista, Ros Cihuelo, en una imagen de archivo
Francisco Jiménez

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Zaragoza ha denunciado este miércoles que la propuesta de ordenanzas fiscales que ha aprobado el gobierno PP-Cs “rompe el consenso” alcanzado en el acuerdo por el futuro de la ciudad sellado en junio por la mayoría de formaciones políticas para hacer frente a la actual crisis. Por ello, el principal partido de la oposición va a presentar una proposición normativa que permita abrir el debate a nuevas modificaciones con el objetivo de “ayudar a quien peor lo está pasando”.

Así lo ha explicado la concejal Ros Cihuelo, que ha lamentado que la propuesta del equipo de gobierno de Jorge Azcón“no soluciona la caída de ingresos ni aporta las ayudas necesarias para los sectores más afectados por la crisis”. La concejal de Hacienda, María Navarro, anunció la semana pasada una propuesta fiscal que reducía el tipo del IBI un 0,74% e introducía bonificaciones medioambientales, mientras que congelaba la mayoría de impuestos, como la plusvalía y el IAE.

“Es una propuesta sin empatía, desalmada, que da la espalda a la ciudadanía”, ha advertido la edil socialista en rueda de prensa. A su juicio, la reducción del IBI es “pírrica”, y “se intenta compensar” con la subida de tasas como la de adopción de animales en la perrera. “Así van a favorecer el abandono de animales y la compra”, ha apuntado.

Cihuelo, además, ha recordado que en la comisión especial que culminó con el acuerdo por el futuro de Zaragoza “hubo un compromiso para que se abriera un amplio debate sobre las ordenanzas fiscales y los presupuestos para paliar la caída de ingresos y dar ayudas a los sectores”, algo que, ha lamentado, no se ha producido.

El sistema actual establece que solo se pueden presentar votos particulares para aquellas ordenanzas que se modifican, y no así para las que se mantienen intactas. Por ello, el PSOE va a presentar una proposición normativa, es decir, su plan fiscal particular, para que, si cuenta con el visto bueno de Intervención, se abra el debate a más cambios.

En este sentido, los socialistas apuestan por reducir el IBI al mínimo legal (0,4), bonificar este impuesto a sectores como la hostelería, el comercio o la cultura, exenciones en la ocupación del dominio público y apoyo a las familias monoparentales, entre otros. 

Etiquetas
Comentarios