Despliega el menú
Zaragoza

calatayud

Estabilizado el número de afectados por el brote de covid en la residencia municipal de Calatayud

Este martes comienza el traslado de los primeros cinco residentes asintomáticos al centro de Casetas y el Ayuntamiento apunta que no hay indicios de más enfermos.

Tras la comunicación este lunes del brote que ha dejado hasta el momento 62 personas con coronavirus en la residencia municipal San Iñigo de Calatayud, los datos se han estabilizado. "No hay nadie más con síntomas", apuntan desde el Ayuntamiento, organismo del que depende directamente la gestión del geriátrico bilbilitano. Asimismo, el alcalde, José Manuel Aranda, se ha reunido esta mañana con el director del hospital Ernest Lluch, Ignacio Sagardoy, para interesarse por el estado de los tres residentes que se encuentran ingresados en el centro. El estado de salud de los ancianos también es estable, dentro de su elevada edad, indican fuentes municipales.

Por su parte, a lo largo del día de hoy ha comenzado la derivación al centro covid de Casetas de los primeros cinco pacientes asintomáticos. Esta labor la desempeñará es una unidad de Cruz Roja dedicada específicamente a ir a las residencias para trasladar a los ancianos asintomáticos hasta el centro zaragozano. Mañana será el turno para los cinco siguientes. Asimismo, los usuarios de la residencia que arrojaron un resultado negativo en las pruebas están confinados y se les seguirán practicando test para controlar su evolución.

Dentro del centro, el personal se encuentra en el "periodo de adaptación al nuevo escenario con las nuevas prioridades". Ayer, una vez que se reunieron los gestores municipales con Sanidad, se ha decidido que una planta del edificio se dedique a positivos de covid-19, y dos plantas para los negativos, con el objetivo de sectorizar las instalaciones y evitar el aumento de contagios.

Asimismo, el Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Calatayud ha habilitado un servicio de contacto con familias para informarles de forma fluida y en todo momento del estado de los residentes y atender sus inquietudes.

La residencia municipal San Iñigo, que no contabilizó ningún contagio durante la primera ola de la pandemia, había restringido tanto las visitas a los residentes como las salidas de estos de las instalaciones de la residencia desde el pasado 15 de julio. Para mantener el contacto entre usuarios y familias se pusieron a disposición medios para videollamadas o visitas con el vallado de por medio y distancia de seguridad.

En lo que va de mes, y dejando a un lado los 62 contagios que Salud Pública comunicó ayer, la zona básica de salud de Calatayud urbana había registrado 47 contagios. A su vez, con datos todavía del 21 de septiembre, el conjunto de zonas básicas en el que está enclavado y que tiene como referencia al hospital supracomarcal Ernest Lluch seguía siendo el de menor tasa de consultas por infección de coronavirus y/o sospecha de del mismo de todo Aragón.

Etiquetas
Comentarios